Real Madrid

La racanería de Ancelotti deja sin Copa al Real Madrid

Marcos De la Rocha
Carlo Ancelotti, el principal culpable de la derrota del Real Madrid
Carlo Ancelotti, el principal culpable de la derrota del Real Madrid / Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages
facebooktwitterreddit

Cuando en el Real Madrid el mejor de un partido es Lucas Vázquez, es sinónimo de que algo no va bien. Nefasto partido del conjunto de Ancelotti que no sólo fue rácano en el planteamiento, si no que una vez más lo volvió a ser en el reparto de minutos.

Vinicius, Rodrygo, Casemiro y Militao venían de jugar con Brasil, pero a Carlo no pareció importarle, los cuatro titulares y los cuatro fundidos, sobre todo Vinicius que ya no tiene la chispa a la que nos tenía habituados. Lo de Rodrygo fue de traca, parece que sigue en Brasil, porque no se enteró en ningún momento de lo que el partido pedía. Casemiro pasó desapercibido y tuvo mucha culpa en el gol del Athletic y Militao tuvo que jugar porque no quedaba más remedio gracias la nefasta gestión de la plantilla, aun así estuvo estelar.

Carlos Henrique Casemiro, señalado en el gol
Carlos Henrique Casemiro, señalado en el gol / Quality Sport Images/GettyImages

El ataque del Madrid fue bochornoso. Nunca pensamos que se podría echar tanto de menos a Benzema pese a que un gran Asensio le suplió, parece que el balear ha recuperado las ganas de jugar al fútbol. La realidad es que vimos a un equipo plano, no hubo un solo desmarque de ruptura, nadie propuso nada, solo balones al pie y eso en la Catedral no vale, el único que supo leer lo que el Madrid necesitaba fue Modric. El Bilbao estuvo dos escalones físicamente por encima del conjunto merengue desde el inicio del partido.

Marco Asensio ha recuperado las ganas de jugar al fútbol
Marco Asensio ha recuperado las ganas de jugar al fútbol / Soccrates Images/GettyImages

La temporada del Madrid ha pasado de poder ser medio buena, pudiendo ganar la Copa y la Liga, a solo tener que conformarse con la Liga porque las opciones de ganar la Champions son nulas, aun así, si la Champions no se gana, la temporada será un fracaso. Todo esto el Madrid se lo debe a Ancelotti, que con su manía de no rotar ha terminado gripando al equipo.

facebooktwitterreddit