Diego Armando Maradona

Un año sin Diego Armando Maradona: una muerte que no debió llegar nunca

Eitan Benzaquén
Diego eterno
Diego eterno / Marcos Brindicci/GettyImages
facebooktwitterreddit

El 25 de noviembre del 2020 lloramos la muerte de Diego Armando Maradona. Se nos fue el ídolo de este mundo y se convirtió en leyenda. Todos sabíamos que este día iba a llegar, pero el 10 nos hizo creer que jamás ocurriría.

Porque supo gambetear la muerte en más de una ocasión; porque nos acostumbró a superar sus crisis y volver a estar radiantes; porque logró hacernos creer que era inmortal y porque era demasiado pronto para verlo partir.

Maradona fue una persona que vivió mil vidas en una y que hizo todo para que su final llegue mucho antes. Siempre salió adelante, hasta que un año atrás su corazón dijo basta. Se rodeó de un entorno que lo descuidó y que lo llevó a un triste final.

La pandemia le dio el último golpe y la última vez que se lo vio en público ya no era él. Fue en su cumpleaños número 60, en el que se le hizo un homenaje forzado en la cancha de Gimnasia y donde pareció ser más importante cumplir con los acuerdos publicitarios.

Quedará el recuerdo de todo lo que hizo en vida y desde el 25 de noviembre de 2020 se convirtió oficialmente en inmortal. Por lo que hizo en el campo de juego, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores de la historia y por todo lo que representó para el pueblo argentino.

A un año de su muerte, lo seguimos extrañando y hoy será un día para disfrutar los homenajes que también tuvo a lo largo de su vida. “Si me muero, quiero volver a nacer y quiero ser futbolista. Y quiero volver a ser Diego Armando Maradona. Soy un jugador que le ha dado alegría a la gente y con eso me basta y me sobra”, dijo alguna vez. ¡Ojalá así sea, Diego!

facebooktwitterreddit