FC Barcelona

Robert Martínez puede cambiar la cara del Barça...pero este equipo necesita una profunda renovación

Estefanía Ramos
Roberto martínez suena para el Barcelona
Roberto martínez suena para el Barcelona / Isosport/MB Media/Getty Images
facebooktwitterreddit

La temporada 2021/2022 apenas acaba de empezar y Ronald Koeman ya está caminando sobre el alambre. El holandés no es del gusto del presidente y sólo necesita otro mal resultado para destituirle y traer en su lugar a Roberto Martínez. El seleccionador de Bélgica es el preferido por Laporta para hacerse cargo del banquillo y en cualquier otra ocasión sería una buena apuesta, pero este Barça tal y como está necesita una profunda renovación.

El problema del Barcelona va mucho más allá del entrenador. La plantilla está descompensada, no hay un proyecto deportivo ni dinero para poder invertir. El entrenador que se haga cargo del Barça en caso de que echen a Koeman no va a poder tener un equipo hecho a su medida, sino que tendrá que jugar con las mismas piezas que el holandés. Para Bob no sería muy complicado lavar la imagen del Barcelona, basta con que no se pase 90 minutos sin tirar a puerta como ocurrió ante el Bayern, pero de ahí a hacer que el equipo juegue bien y sea competitivo hay un abismo que con las herramientas actuales no se puede salvar.

Roberto Martinez
Bob Martínez es el candidato número de Laporta / Alexander Hassenstein/Getty Images

Roberto Martínez es de esos entrenadores que tienen como referente a Johan Cruyff, y eso ya es un buen punto de partida para dirigir al FC Barcelona. No obstante con la selección de Bélgica le hemos visto apostaba más por el juego posicional y los contragolpes, algo que históricamente no ha sido la esencia del Barcelona. Pero llegados a este punto la resurrección del Barcelona no pasa por el juego bonito y el tiki-taka, sino por conseguir buenos resultados, y con Bob pueden llegar.

De seguir con la misma dinámica, un soplo de aire fresco, aunque sea de forma momentánea, no le vendrá nada mal al equipo. Koeman parece derrotado y más apático que de costumbre y tendría que ocurrir un auténtico milagro para que consiga darle un cambio radical al equipo. Roberto Martínez puede ser una solución ocasional de emergencia a corto plazo. Pero si se sigue con estos jugadores y el entrenador no puede hacer un equipo a su gusto da igual quien esté en el banquillo que este Barça seguirá sin salir del pozo en el que está. Mirando al futuro, la solución va más allá de cambiar a un entrenador por otro.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!   

facebooktwitterreddit