Fútbol Femenil

Messi y Putellas: el Balón de Oro y una leve diferencia económica

Anuka Fernandez Fuks
Alexia Putellas, ganadora del Balón de Oro 2021
Alexia Putellas, ganadora del Balón de Oro 2021 / Aurelien Meunier/GettyImages
facebooktwitterreddit

Leo Messi y Alexia Putellas fueron los protagonistas de la noche francesa del lunes. La imagen de ambos se proyectó en la torre Eiffel después de que los dos hubieran subido al escenario a recibir el Balón de Oro. El séptimo para el actual jugador argentino del PSG, el primero para la futbolista catalana del Barcelona.  Los dos se formaron la Masia del club culé. El mismo galardón, la misma condecoración pero siguen existiendo diferencias económicas entre el fútbol masculino y el femenino a nivel mundial. 

El Balón de Oro recibido por cada futbolista no conlleva un premio económico, es igual para ambos. Sin embargo, si miramos más allá, podemos seguir encontrando las diferencias contundentes entre el fútbol femenino y el masculino a nivel económico. Y nada mejor que tomar como ejemplo al mejor jugador y a la mejor jugadora de la temporada para analizarlo: mientras que Leo Messi cobra 30 millones de euros al año como jugador del PSG, Alexia Putellas gana poco más de 150 mil euros en el plazo de doce meses. Todo esto sin contar, por supuesto, los ingresos por publicidades, que también distan muchísimo. Calculadora en mano: el mejor jugador del mundo gana 200 veces más que la mejor jugadora del mundo.

"¡Equal play!" fue un grito que se escuchó en los estadios durante el Mundial de Francia 2019, y que la elegida como mejor jugadora del torneo entonces y luego también ganadora del Balón de Oro de ese año, la estadounidense Megan Rapinoe llevó a todos los micrófonos. A pesar de las iniciativas de varios países (Noruega, Dinamarca, Irlanda, Brasil, Inglaterra, entre otros) para que las jugadoras y los jugadores de sus selecciones nacionales perciban los mismos salarios, a nivel clubes y ligas el panorama sigue siendo diametralmente distinto. Muchas de las futbolistas juegan de forma amateur en la mayoría de países y, en donde el fútbol femenino está más desarrollado (el caso de Europa y Estados Unidos), las ligas de élite están formadas por un número limitado de clubes, y hay muchas diferencia de inversión y desarrollo de la disciplina entre ellos.

facebooktwitterreddit