Fútbol Femenil

La NWSL y Lisa Baird, envueltas en fuego por un escándalo de encubrimiento de coerción sexual

Marianela Camelo
Portland Thorns FC v North Carolina Courage
Portland Thorns FC v North Carolina Courage / Bryan Byerly/ISI Photos/Getty Images
facebooktwitterreddit

El día de hoy amanecimos con una nueva noticia que involucraba a la NWSL. Y aunque en los últimos meses hemos visto escándalo tras escándalo relacionados a la liga , lo que salió a la luz pone en peligro tanto a ella como a su directora, Lisa Baird.

Todo empezo cuando Meg Linehan, periodista deportiva de The Athletic en donde cubre todo sobre el futbol femenil en Estados Unidos, publicó una entrevista con Sinead Farrelly y Mana Shim, ex jugadoras del Portland Thorns, donde denunciaron a su ex entrenador, Paul Riley, de coerción sexual.

Instantaneamente, las redes sociales se incendiarion con tweets no solo de los fans, pero también de otras jugadoras que aprovecharon el momento para demostrar los malos manejos y las cosas que sufren a manos de personas incompetentes en los diferentes equipos.

Y el colectivo de todas las jugadoras de la liga también se pronunció al respecto. Hablaron sobre el dolor, el coraje y la tristeza que esta situación ocasiona a sus compañeras y a ellas mismas, y que no van a soportar más que se sufran injusticias en silencio.

Entre la confusión, la espera (que duro horas enteras) de que iban a decir tanto las instituciones como la liga misma, el North Carolina Courage despidió al mismo acusado, Riley, como entrenador del equipo.

Y por fin llegaron las declaraciones de Baird, quién se lavo las manos diciendo que estaba en shock y que no sabía nada al respecto, palabras más, palabras menos. Pero con lo que no contaba es que pronto su mentira iba a ser destapada.

Una de las mejores jugadoras de la historia y líder de la Selección de Estados Unidos, Alex Morgan, publicó un hilo en Twitter donde puso pruebas que demuestran que se denunció y que la NWSL hizo absolutamente nada al respecto, y que el hombre en cuestión pudo encontrar otro trabajo tranquilamente.

Lastimosamente, una vez más, se demuestra que la liga americana está extremadamente lejos de ser considerada la mejor del mundo. El futuro pinta incierto y puede haber un cambio en el desarrollo de todas estas noticias, pero lo que es seguro es que la verdad salió a la luz y que nadie va a permitir que no se haga justicia.

facebooktwitterreddit