Fútbol Femenil

Por qué no debemos considerar a la NWSL la mejor liga del mundo

Marianela Camelo
Orlando Pride v NJ/NY Gotham City FC
Orlando Pride v NJ/NY Gotham City FC / Ira L. Black - Corbis/Getty Images
facebooktwitterreddit

Cuando uno piensa en la NWSL, siempre vienen a la menta jugadoras de clase mundial que son parte de la élite del futbol femenil: Marta, Sinclair, Morgan, por mencionar a algunas de un sequito enorme. Y aunque nadie duda de la calidad en la cancha que vemos en diferentes estadios a través de los Estados Unidos, hay cosas que suceden fuera de ella que hace que la atención se vaya hacía otro lugar.

En los últimos meses, la liga ha estado sumergida en diferentes controversias por diferentes razones: malos manejos de dueños, comunicados escuetos, denuncias de acoso sexual, de abuso verbal, de mandar a silenciar a los fans, caso omiso a protocolos COVID-19, entre otras cosas. La respuesta casi nula tanto de los equipos como de la NWSL solo ha causado el cansancio colectivo de unos fans que se sienten agotados y empiezan a cuestionarse si quieren seguir apoyando un proyecto que parecer tener otros interéses por encima del futbol.

Al ver todo ese listado, una empieza a preguntarse si una liga que no tiene ni la organización, ni la infrastructura, ni los protocolos para asegurar un ambiente seguro tanto para jugadoras como para fans puede ser considerada la mejor del mundo. Porque al final de cuentas, una liga de clase mundial es la que permite que el futbol crezca y florezca para que más personas quieran ser parte de ella. Pero cuando poco a poco tus bases empiezan a derrumbarse, entonces lo que a simple vista parece solido, en un segundo se puede derrumbar por completo si no se toman cartas en el asunto.

Estes o no este de acuerdo conmigo, creo si podemos coincidir en que tenemos que poner un alto a todas las injusticia que hemos visto. Y solo se puede hacer como una sola voz.

facebooktwitterreddit