MLS

Facundo Quignon: "Lo que más me sorprendió de la MLS es la intensidad con la que se juega"

Diego Yudcovsky
facebooktwitterreddit

La temporada de la MLS llegó a su fin, con la coronación del New York City ante el Portland Timbers. Para Dallas la temporada concluyó a inicios de noviembre ya que no logró entrar a las rondas de eliminación en la Conferencia Oeste. Entre los 45 argentinos que juegan en la liga de los Estados Unidos, el conjunto de Texas cuenta con dos: Franco Jara y Facundo Quignon.

En una entrevista exclusiva para 90min, hablamos con Quignón sobre su adaptación durante sus primeros seis meses en la MLS,


Quignon comenzó su carrera en las inferiores de River, siendo una de las grandes promesas de la institución. En 2013, tras quedar libre, llegó a San Lorenzo y luego de seis meses, para enero de 2014, se puso a las órdenes del 'Patón' Bauza.

Su debut se produjo el 19 de abril del 2014 en un encuentro ante Newell's y convirtió su primer gol 15 días más tarde frente a Atlético de Rafaela. Durante aquel año, si bien no era titular, el 'Ciclón' ganó la Copa Libertadores por primera vez en su historia y disputó la final del Mundial de Clubes ante el Real Madrid, que finalizó 2-0 a favor del 'Merengue'.

¿Cómo fue tu adaptación a la MLS?

Hace cinco meses llegué y la liga me sorprendió para bien en el sentido del nivel de jugadores que hay. Lo que más me impactó fue la intensidad con la que se juega. Con el GPS marca que se corre hasta un poco más que en Argentina. Es una liga muy dinámica, no es tan cortada, no hay tantas faltas, sin tantas interrupciones, hace que el juego sea más rápido. Las canchas están impecables y eso favorece. Me ha tocado jugar y me ha costado, es un proceso de adaptación a la liga y a mis compañeros.

La MLS siempre fue vista como una liga para ir a retirarse, pero ha crecido bastante en cuanto a su estructura y organización. ¿A qué liga creés que apunta a asemejarse?

Me da la sensación que tiende a parecerse a las ligas europeas. En cuanto a la organización, que en Argentina no estamos acostumbrados, el calendario completo está puesto desde el inicio de la temporada.

Dentro de las canchas la organización es impresionante, con relojes dentro de los vestuarios y los tiempos a respetar son importantes. Me parece que ya desde hace un tiempo la liga de Estados Unidos está trabajando bien. Hay jugadores de todo el mundo y eso hace que crezca y se enriquezca.

¿Le recomendarías a los argentinos ir a jugar a la MLS?

Sí, la liga está muy buena, tiene un contexto en el que la gente y los estadios arman un ambiente muy lindo distinto a Sudamérica. Es una buena liga que está en crecimiento. Hay jugadores a los que les gustarán otras ligas o esperar la oportunidad de dar el salto hacia otro lugar, pero en lo personal me está gustando la experiencia y yo le diría a cualquiera que si tiene la posibilidad, que venga.

Esta temporada Dallas ha quedado lejos de clasificar a los playoffs. ¿Qué aspectos deberían mejorar de cara al 2022?

Llegué a mitad de año y ya habían pasado entre 10 y 12 partidos. El equipo venía fuera de playoffs y no nos fue bien. Es un plantel en formación, con similitudes a lo que me sucedió en Lanús, con muchos chicos. Dallas es un club que tiene una academia de las mejores de Estados Unidos, donde constantemente están promocionando jóvenes para que jueguen y para que empiecen su carrera. Creo que el equipo tuvo algunos buenos momentos pero no tuvimos la regularidad de ganar varios seguidos. Incluyéndome, somos muchos los que llegamos este año y tarda tiempo en acomodarse.

Uno de tus compañeros esta temporada fue Ricardo Pepi y hace unas semanas declaró en 90min que quiere vestir la camiseta del Real Madrid. ¿Creés que tiene condiciones para hacerlo?

Ricardo Pepi
United States Training Sessions / Omar Vega/GettyImages

Tiene 18 años, está pasando un muy buen momento, lo conocí apenas llegué y había tenido muchos partidos, pero de repente explotó. Cuando un jugador tiene esa edad, marca esta diferencia y es el 9 de la selección de su país, claramente tiene chances. Es impresionante como de un momento al otro empezó a hacer goles con regularidad y siendo tan chico. En lo personal tuvo un muy buen año.

¿Cuáles son los equipos que más te gustan por su juego en la liga?

Por el Covid con los equipos del Este prácticamente no jugamos. En lo personal el funcionamiento que tiene Kansas me parece muy bueno, bastante aceitado y trabajado. Después, a pesar de que tuvo una temporada irregular, está LAFC que fue uno de los primeros partidos que jugué. Estaban Rossi y Vela y me pareció un equipo que jugaba muy bien al fútbol.

¿Y de la Conferencia Este qué jugadores te sorprendieron?

Contra el New England Revolution jugamos y estaban Gustavo Bou y Carles Gil que son jugadores de jerarquía. En cuanto a lo personal, a mí siempre me gustó 'Bebelo' Reynoso, de Minnesota. Es un jugador que es de los mejores de la liga, un jugadorazo prácticamente.

"'Bebelo' Reynoso es uno de los mejores jugadores de la liga."

Facundo Quignon.

Arrancaste en las inferiores de River y te tocó irte un año antes del comienzo de esta era dorada del club con Ramón Díaz y que luego siguió Gallardo. ¿Qué sensación te quedó de tener que irte? ¿Te hubiese gustado ser dirigido por esos entrenadores?

Era un momento muy particular. Me fui de River en 2013 y ya había ascendido. En ese año tenía 19 o 20 años y era una época importante para cualquier jugador. Ese año estuvimos sin competencia de Reserva, únicamente entrenando o siendo sparring y era complicado. El club no era lo que es ahora y a veces uno tiene que tomar decisiones. En ese momento opté por irme porque se me vencía el contrato y terminé yendo a San Lorenzo, donde en menos de un año de haber llegado pude debutar.

Me hubiera encantado jugar en River porque tenía muchos amigos, compañeros y había estado desde chiquito, pero uno se tiene que buscar su camino y me tocó irme en ese momento y no me arrepiento.

Encima a los pocos meses de tu debut en San Lorenzo ganaron la Copa Libertadores. ¿Qué significó pertenecer a ese plantel?

Cuando llegó Bauza comencé a entrenar con el plantel. Debuto a los tres, cuatro meses y a los seis ganamos la Copa, no jugué pero era parte del plantel. En ese momento San Lorenzo era otra cosa, mucho más organizado y tenía un equipo de mucha jerarquía. En diciembre del 2014 viajamos al Mundial de Clubes y pude jugar, que fue inolvidable. Había jugadores de mucha trayectoria e ídolos del club y fue puro aprendizaje. Cada chance u oportunidad era para aprovecharla.

¿Te tocó ingresar contra el Real Madrid en la final del Mundial de Clubes?

Yo jugué la semifinal contra Auckland City y entré cinco minutos que ganamos en el tiempo extra. Contra el Real Madrid no jugué. Ortigoza en ese momento estaba en duda y si no jugaba, el 'Patón' Bauza me había dicho que iba a jugar yo y finalmente él pudo jugar. Éramos 12 haciendo la entrada en calor, pero después Néstor pudo jugar y no entré, pero me acuerdo de todo como si fuera ayer.

Otro de tus compañeros a lo largo de tu carrera fue Ángel Correa en San Lorenzo. ¿Cómo lo ves actualmente en el Atlético de Madrid?

Angel Correa
Sevilla v Atletico Madrid - La Liga Santander / Soccrates Images/GettyImages

Entrenando te dabas cuenta que era distinto, de otra categoría, de Selección. Tenía 18, 19 años y era una de las figuras del equipo, era un crack. Tengo los mejores recuerdos como jugador y como persona. Hoy, después de haber pasado varios años, lo veo bastante afianzado con un gran nivel y con una merecida convocatoria a la Selección. Hay que mantenerse en el Atlético de Madrid varios años, es un jugador de mucha jerarquía.

¿Qué tenía de especial el 'Patón' Bauza como entrenador?

La virtud del 'Patón' era la simpleza con la que se manejaba y la frontalidad con los jugadores. Una persona muy simple, abierta para hablar y leal, con un manejo de grupo muy bueno, conocía a todos los jugadores y equipos a los que nos íbamos a enfrentar. Ese San Lorenzo jugaba muy bien y tenía buenas individualidades. El logro de esa Copa fue una combinación de jugadores que tuvieron un gran nivel y la mentalidad que él transmitía.

Volviendo a la MLS y a tu vida en los Estados Unidos, ¿te enamora como para quedarte o proyectás volver a la Argentina?

No lo sé, el proceso de adaptación al país también cuenta. Termino de entrenar y para mí es todo nuevo como los usos y costumbres. Hace muy poco que estoy, así que no sabría decirte si seguiría diez años o si volvería a la Argentina. No tengo hijos y eso también cuenta a la hora de tomar decisiones. Me gusta la liga y tengo muchas ganas de tener una buena temporada en Dallas.

¿Qué sueño te queda por cumplir en tu carrera?

Me gustaría ganar más títulos, básicamente juego para salir campeón. Sé que no es fácil conseguirlo porque sale campeón únicamente uno. La mentalidad ganadora es lo que me motiva todos los días para alcanzar el título y quedar en la historia del club.

facebooktwitterreddit