Real Madrid

El camino del Real Madrid hasta la final de París: ¿el más difícil de la historia?

Álvaro Pelayo
El Real Madrid jugará una final más
El Real Madrid jugará una final más / Anadolu Agency/GettyImages
facebooktwitterreddit

Que el Real Madrid se haya plantado en otra final de Champions League sólo se puede explicar por la magia que envuelve a este equipo en la máxima competición europea. Después de tres años quedándose fuera de la final, el equipo de la capital española vuelve a tener la oportunidad de ganar la Champions. Se enfrentará al Liverpool, contra los que ganaron su última 'orejona'. Vamos a repasar el camino que ha tenido que pasar el Real Madrid hasta llegar a la final, empezando por la fase de grupos y avanzando por las distintas rondas eliminatorias:


Fase de grupos

El Real Madrid se encontró con un primer sorteo bastante favorable. Para la fase de grupos, el equipo de Ancelotti quedó emparejado con Inter de Milán, Shaktar Donetsk y el Sheriff de Tiraspol, primera vez que jugaba la fase de grupos en su historia.

El Real Madrid pasó como primero de grupo sin dificultades, ganando todos los partidos a domicilio y concediendo una sola derrota en toda las fase: contra el Sheriff en el Bernabéu. Además el equipo dejó buenas sensaciones en general, concediendo un gol aparte de los dos de la derrota y anotando 14 goles.


Fase de eliminación

La competición avanzaba de ronda y el 13 de diciembre se celebró el sorteo para los octavos de final. El Real Madrid fue de los primeros equipos en salir, consiguiendo un emparejamiento bastante asequible contra el Benfica. Pero la ilusión de los madridistas duró poco, ya que una irregularidad en el primer sorteo obligó a repetir todo el proceso.
En la repetición, el Real Madrid se encontró con la sorpresa de jugar contra el PSG en los octavos de final. Neymar, Messi y Mbappé metieron el miedo en el cuerpo a los aficionados madridistas.


Octavos de final

La fase de eliminación del Real Madrid empezaba en el Parque de los Príncipes, y el equipo blanco dejó malas sensaciones durante el partido de ida. El PSG ganó 1-0 con un gol de Mbappé hacia el final del encuentro. Ancelotti propuso un partido de ida muy defensivo, en el que apenas tuvo ocasiones el Real Madrid, si es que tuvo, y se salvó de irse de París con un resultado mucho peor gracias a un penalti que paró Courtois a Messi.

Mbappé ve de lejos el pase del Madrid
Mbappé ve de lejos el pase del Madrid / Anadolu Agency/GettyImages

Ya en la vuelta, el panorama no pintaba muy diferente para el Real Madrid. Kylian Mbappé volvió loca a la defensa del Madrid y abrió el marcador con un buen gol.
Pero el Real Madrid es así, y con 15 minutos de superioridad le bastó para meter tres goles, 'hat-trick' de Karim Benzema, y dar la vuelta a la eliminatoria.
El Real Madrid dejaba sin Champions un año más al PSG.


Cuartos de final

El sorteo de cuartos de final no fue mucho que la reedición del primero, que dejó al Madrid emparejado con el Chelsea de Tuchel y en una hipotética semifinal contra Atlético de Madrid o Manchester City. El Real Madrid se cruzaba con el vigente campeón de la competición, un equipo que ha demostrado ser muy sólido defensivamente desde que llegó el técnico alemán.

La solidez defensiva le duró poco al Chelsea, que en 45 minutos se llevó otro 'hat-trick' de Karim Benzema y se dejó un partido de vuelta muy complicado. El Madrid ganó 1-3 la ida y llevaba un buen resultado al Bernabéu.

Karim Benzema y Rodrygo, los protagonistas de los cuartos de final
Karim Benzema y Rodrygo, los protagonistas de los cuartos de final / Anadolu Agency/GettyImages

Pero el partido de vuelta se complicó rápido para los blancos. Mason Mount marcó en el minuto 15, dejando la eliminatoria abierta, y en el minuto 75 el Chelsea ya ganaba 0-3. Ancelotti recurrió a Rodrygo y a Camavinga para remontar el partido, y el brasileño marcó el gol que mandaba el partido a la prórroga en el 80. Un gol de Benzema en la prórroga metía al Madrid en semifinales.


Semifinales

El Manchester City hizo lo propio contra el Atlético de Madrid, ganando por la mínima la eliminatoria y dejando un duelo espectacular de semis. Otra vez más el Real Madrid viajaba en el partido de ida, y el Manchester City se encargó de dejar claro que iban en serio nada más arrancar el partido. En 11 minutos el City ya ganaba 2-0 y el Real Madrid todavía no había entrado al partido, pero una vez más Benzema salió al rescate de los suyos. Un doblete del francés y un gol de Vinicius minimizaban daños, dejando un 4-3 en la ida favorable para los de Guardiola.

El Real Madrid celebra su pase a la final
El Real Madrid celebra su pase a la final / Anadolu Agency/GettyImages

Para el partido de vuelta, el Madrid y su afición se veían con muchas posibilidades de dar la vuelta a la eliminatoria, después de haber vivido dos noches históricas en las rondas anteriores. El partido estuvo muy igualado, pero el gol cayó del lado 'citizen' y la eliminatoria parecía estar sentenciada. Guardiola pedía calma aún ganando de dos goles en el minuto 75, consciente de que el Real Madrid necesita 5 minutos buenos para dar la vuelta a la situación. Y así fue. Con el partido prácticamente terminado, Rodrygo pescó un balón en el área que devolvía la vida al estadio. 1 minuto más tarde, el brasileño metía un segundo gol que se la quitaba a los ingleses. Otro partido más a la prórroga. Otro milagro en el Bernabéu. A partir de aquí, el Real Madrid fue superior y Benzema echó al Manchester City desde el punto de penalti.


La fase de eliminación del Real Madrid es digna de película, con tres remontadas que se veían imposibles ante tres de los mejores equipos del mundo. Si no es el camino más complicado hasta la final, lejos de serlo no se queda.
Ahora, el Real Madrid se vuelve a ver en una final, de esas que no pierde, ante otro gigante como es el Liverpool. Klopp y compañía saben de lo que es capaz este Real Madrid y esperan en una final que promete espectáculo.

facebooktwitterreddit