Diego Armando Maradona

Diego Jr: cuánto tardó Diego Maradona en reconocerlo como hijo y cómo fue la relación

Joaquín Jary
Diego Maradona Jr en el santuario de D10S.
Diego Maradona Jr en el santuario de D10S. / Ivan Romano/GettyImages
facebooktwitterreddit

Luces bajas, música fuerte y el Diego en el baile, más precisamente en el sur del Conurbano Bonaerense, tres meses después de consagrarse Campeón del Mundo con la Selección Argentina. Así conoció a Cristiana Sinagra, amante y más tarde madre de uno de los hijos -tarde pero seguro- reconocidos de Maradona.

Diego Maradona, Angela Panico
El Baile y Maradona, un solo corazón. / Getty Images/GettyImages

Sí, hablamos de Diego Jr, quien fue fruto de la relación fugaz entre el astro argentino y la italiana. Vaya que debió luchar por el reconocimiento... Pelusa, al principio, no creía que era suyo y así se lo aseguraba a Claudia Villafañe, pareja en aquel momento. Pero todos saben como era, en algún momento el abrazo y las lágrimas iban a aparecer.

"Le pregunté si era su hijo y me dijo que no y listo, nunca más se tocó el tema. Lo perdoné y me quedé con él. Yo creo en lo que dice Diego, no digo que no sea su hijo, la Justicia lo da como tal porque no se hizo el ADN"

Claudia Villafañe en Radio La Red (1986)

De la negación al reconocimiento, pasó agua por debajo del puente. La confirmación de la jueza María Lidia de Luca de la paternidad y la autorización de que el niño porte su apellido (1992) al primer encuentro en un country en una acción maradoneana del hijo.

El joven recorrió 140 kilómetros en auto desde Nápoles hasta el balneario Fiuggi, donde Diego estaba en pleno Golf con sus amigos, e ingresó a puro ingenio: convenció al seguridad que debía comenzar un curso y para eso necesitaba conocer el green. Así llegó a su padre.

Escondido detrás de una visera y unos anteojos oscuros, le grita a Pelusa: "¡Es la última oportunidad que tenés de conocer a tu hijo!". Quienes estaban ahí indican que Diego frenó el carro, bajó y estuvo alrededor de cuarenta minutos charlando. ¿Cómo finalizó? Ambos escurridos entre brazos y lágrimas.

Aquel fue el puntapié para los cambios rotundos en la relación que recién llegaron en 2016, cuando Diego Jr. arribó a la pista de Bailando por un Sueño, algo que al nacido en Villa Fiorito no le gustó nada y hasta llegó a prohibirle que lo nombren. Aunque tan solo fue un ladrido, porque no mordió.

"Me carga por televisión y eso me hincha las bolas. Lleva a mi ex (por Verónica Ojeda) y ahora lleva a mi hijo"

Maradona sobre Tinelli

En 2016, cuando Junior lo fue a ver nuevamente camuflado durante la práctica de golf, decidió abrirle las puertas sin resquemor. Por primera vez, lo llamó "hijo" ante sus ojos y le dijo que estará presente para lo que necesite. Al día siguiente se juntaron en la casa de Villa Devoto donde solían vivir sus padres y hasta se animaron a posar y darse un abrazo frente a las cámaras.

FBL-ITALY-ARGENTINA-MARADONA-JUNIOR-NATIONALITY
Por favor, Pelusa, soy yo, tu hijo, / TIZIANA FABI/GettyImages

Una relación bien Maradoniana. Con picardías de parte de Junior y calcos en cuanto a rasgos físicos y posturas. Lo importante: lograron despedirse en paz y debidamente como padre e hijo.

facebooktwitterreddit