90min

Darío Benedetto sigue dando pena con sus declaraciones sobre la final contra River

Dario Benedetto, Gonzalo Montiel
River Plate v Boca Juniors - Copa CONMEBOL Libertadores 2018 | Matthias Hangst/Getty Images

El 9 de diciembre del 2018 quedará marcado para siempre en la carrera de Darío Benedetto. Fue protagonista de la final contra River en el Santiago Bernabéu y quedará como uno de los jugadores que perdió uno de los partidos más importantes en la historia del club.

Si bien marcó el 1-0, su gol quedó en el recuerdo por la lengua que le sacó a Gonzalo Montiel (y luego recibió muchísimas burlas teniendo en cuenta el resultado final). En el segundo tiempo tuvo que pedir el cambio por una molestia y no pudo ser el héroe como imaginó.

Ahora, ya lejos del Xeneize, sigue eligiendo las chicanas para referirse a aquel partido. "Lo de Madrid no fue una mancha, es otra cosa. Todo el mundo lo sabe. Boca nunca murió porque es el único grande que nunca descendió. No va a morir nunca. Es lo más grande que hay”, declaró y volvió a encender la polémica.

Benedetto buscó sacarle importancia a la final hablando del descenso de River. ¿Cuál es la realidad? Que son dos temas completamente separados y nada quita la importancia de esa final. Poco tuvo que ver el delantero en que el Millonario pierda la categoría, pero si integró parte del plantel que perdió la final.

Nunca en la historia se había jugado una final de Copa Libertadores entre Boca y River y por eso ese 9 de diciembre será eterno. Benedetto también estará en los libros de historia, pero del lado de la derrota.

Podrá seguir declarando y tratando de molestar a los hinchas de River, pero lo único que genera en los hinchas del Millonario es una sonrisa pensando en aquel inolvidable día. Alguien debería recomendarle que se llame a silencio y deje de justificar aquel partido: probablemente la peor derrota en toda su carrera deportiva.