No se presentaba una tarea nada fácil para el Real Madrid hoy. Venía de la peor semana de este año 2020 tan extraño después de dos derrotas en Valdebebas y enfrente se encontraba a u Barcelona también con alguna duda, pero que al menos había ganado en Champions el miércoles al Ferencváros (5-1).


Hoy, en un día crítico para los jugadores y sobre todo para Zidane, el francés volvió a salir vencedor. Apostó por sus hombres más en forma y se dejó de rotaciones, sentando a los Isco, Marcelo o Jovic y poniendo a Mendy o Kroos, en mejor forma que aquellos. La apuesta no le pudo salir mejor en el Camp Nou.


Un estadio en el que no ha perdido nunca como entrenador, y ya van unas cuantas veces. Suma 3 empates y 3 victorias con la de hoy. Sus hombres de confianza, la vieja guardia, le respondieron. Liderados por un Ramos que volvió a demostrar que con él la defensa es otra, y que de nuevo no tembló al transformar un penalti, el 21º seguido, que le hicieron a él mismo.


FC Barcelona v Real Madrid - La Liga Santander

Ahora la calma volverá a reinar en Chamartín. La moral del equipo subirá muchísimo después de una victoria de gran mérito. No exenta de polémica, pero en cualquier caso el partido del Real Madrid fue muy completo y el triunfo supone un chute de adrenalina. Todos rindieron esta vez, incluso un Lucas Vázquez al que le tocó jugar de lateral.


FC Barcelona v Real Madrid - La Liga Santander

En el día indicado, con toda la presión sobre sus hombros y contra el mejor rival posible, Zidane ha resucitado a los suyos. Se gana con cosas como estas el crédito que ya le han dado en el pasado las 3 Champions seguidas o sus 2 ligas, la del año pasado con una racha final espectacular.