La Bota de Oro es el galardón con el que sueña todo delantero que juegue en una liga europea. Immobile sorprendió el año pasado y en uno de los mejores Lazio de la historia se la llevó por delante de cracks como Lewandowski, Cristiano Ronaldo o Messi, gracias a sus 36 goles.


El propio Lewandowski ha comenzado el año como acabó el pasado. Anotó un hat-trick contra el Eintracht (5-0) y suma la friolera de 10 goles en 5 partidos de liga nada más. Suma 20 puntos en el ránking por la Bota de Oro, pero a pesar de ello no lidera la clasificación.


FC Den Bosch v Utrecht U23 - Dutch Keuken Kampioen Divisie

En estos momentos en los que las principales ligas del continente están empezando, los nombres que hay en la parte más alta de la tabla de la Bota de Oro sonarán desconocidos para el público en general. Lidera la clasificación Sappinen, del Flora Tallin estonio, gracias a sus 21 goles anotados. Es el único que supera al polaco del Bayern. Están muy cerca de él Nyman, del Norrkoping sueco, y Pellegrino, del Kristiansund noruego. El primero suma 13 goles y 19,5 puntos (coeficiente de 1'5) y el segundo, 19 y 19.


Para encontrar a los mejores goleadores de las grandes ligas hay que bajar un poco más, hasta la novena posición. En ella empatan junto a otros 3 goleadores Calvert-Lewin, una de las revelaciones del Everton líder de Ancelotti y James, o Son, gracias en parte a los 4 goles que le metió al Southampton,


Otros grandes goleadores arriba en la tabla son Lukaku, del Inter, con 5 goles y 10 puntos, y Mbappé, del Paris Saint Germain, con 6 tantos y 12 puntos. En España hay hasta 5 jugadores empatados a 4 goles, con 8 puntos. Destacan sobre todo Ansu Fati, que marcó en el Barcelona-Real Madrid (1-3) o Luis Suárez, que volvió a anotar con el Atlético de Madrid frente al Betis (2-0)