Formado en las divisiones inferiores millonarias, en River no llegaron a explotar y su mejor versión la mostraron con otras camisetas.


1. Gustavo Bou

Gustavo Bou

El haber dejado ir a Gustavo Bou no se podía considerar un error por parte de River ya que el delantero que debutó en 2008 nunca había mostrado lo suficiente para triunfar en el Millo. Pero todo cambió una tarde en la Bombonera. El entrerriano le marcó dos goles a Boca y le dio un giro de 180º a su carrera, convirtiéndose en un goleador temible que brilló como en ningún otro lado en Racing.


2. Darío Conca

Darío Conca en el fútbol chino

Darío Conca realizó las divisiones inferiores en River y fue parte del plantel profesional entre 2002 y 2004, pero jugó poco y terminó marchándose a préstamo a diferentes clubes como Universidad Católica, Rosario Central, Vasco da Gama y Fluminense. De haber sabido el jugadorazo en el que transformaría años después (llegó a ser de los 3 futbolistas mejores pagos del mundo), no lo hubieran dejado ir tan fácil.


3. Juan Cazares

Juan Cazares

Antes de que debutara en Primera, en River se hablaba de un ecuatoriano que jugaba en las inferiores y prometía mucho. Tuvo su estreno de la mano de Almeyda por Copa Argentina y luego disputó un puñado de partidos en la liga local. No se destacó y ante la falta de continuidad emigró al Barcelona de Guayaquil, club de sus amores.
Tras una temporada allí, Almeyda lo pidió para Banfield y en el Taladro explotó, lo que hizo que el Atlético Mineiro lo comprara a principios de 2016.


4. Guido Rodríguez

Guido Rodríguez

El volante mostró condiciones en los pocos partidos que le tocó jugar con la camiseta de River, pero los tiempos del equipo eran distintos a los suyos y sabiendo que no iba a jugar tapado por Ponzio y Kranevitter, decidió pasar a préstamo a Defensa y Justicia en 2016.
Seis meses en un alto nivel le alcanzaron para que Xolos de Tijuana le comprara su pase, escala previa a su llegada al América de México. Sampaoli lo llevó a la selección y hoy es un habitual convocado de Scaloni.


5. Giovanni Simeone

Gio Simeone

Debutó de la mano de Ramón Diaz en la segunda mitad de 2013, pero la presencia de delanteros de la categoría de Teo Gutiérrez, Cavenaghi o Mora le quitaron posibilidades. Con Gallardo tuvo chances en la Sudamericana 2014, marcando dos goles en la serie contra Libertad y siendo titular en la semifinal jugada en la Bombonera.
En 2015 se marchó a Banfield buscando continuidad y allí logró el protagonismo que no tenía en River. Regresó al Millonario intentando ser tenido en cuenta por Gallardo, pero ante la competencia interna que había decidió marcharse al Genoa. Pasó por Fiorentina y hoy la rompe en el Cagliari, siendo convocado regularmente a la selección argentina.