Bayern München

Victoria por 3-5 del Bayern de Múnich frente al RB Leipzig en la Supercopa de Alemania y se estrena Mané

Jose Benitez
El Bayern se impone en un partido loco al RB Leipzig
El Bayern se impone en un partido loco al RB Leipzig / Martin Rose/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Bayern de Múnich comienza una nueva temporada como la terminó, ganando un título. La superioridad del equipo bávaro en Alemania es incuestionable, y en la Supercopa de Alemania, el RB Leipzig no tuvo ninguna opción.

El estadio estaba a rebosar con un ambiente increíble, que recordaba a los tiempos previos a la pandemia. El fútbol alemán ha padecido más que otras ligas la pandemia, ya que tradicionalmente siempre hay mucha afluencia a los campos, y además fueron los últimos en permitir el aforo completo.

El partido comenzó con dominio del Bayern, que salía a presionar con mucho criterio. Uno de los más activos los primeros minutos fue el joven Musiala, tanto es así que el jugador fue el encargado de adelantar a los bávaros tras el rechace de un córner que le quedó muerto y pudo rematar a placer.

Tras el gol, el Bayern continuó mostrando su superioridad, y aunque el Leipzig defendía muy bien y trataba de salir de la presión con criterio, la efectividad y superioridad física de los bávaros fue aplastante para los rivales. A la media hora, Mané puso el 0-2 para comodidad del Bayern tras una gran jugada de Gnabry, pero el resultado al descanso no sería ese, ya que Pavard marcó el tercero tras una jugada elaborada desde el córner.

Peter Gulacsi, Sadio Mane
RB Leipzig v FC Bayern München - Supercup 2022 / Alexander Hassenstein/GettyImages

El tercer gol dejó tocados a los jugadores del RB Leipzig que en la segunda parte no pudieron hacerse con el balón, pese a que el Bayern levantó un poco el pie del acelerador. Aún así, con el paso de los minutos fue disfrutando de ocasiones, algo que no había pasado en la primera parte. El conjunto de la bebida energética estrelló un balón al palo y el ánimo de la plantilla creció, lo que les permitió anotar el 1-3 en una jugada de córner varios minutos después.

Sin embargo, el Bayern mataría cualquier esperanza al anotar el cuarto gol que sentenciaba prácticamente el encuentro en el minuto 65 por medio de Gnabry, que finalizó una gran jugada colectiva.

Aún así Nkunku pudo anotar un gol de penalti para maquillar la goleada recibida, y en el descuento Dani Olmo pondría el partido a un gol de la igualada, pero no serviría de nada ya que los bávaros marcarían el quinto y levantarían el trofeo de Supercopa finalmente.

facebooktwitterreddit