FC Barcelona

Victoria del Barcelona y pitada para seguir vivos en Champions

Estefanía Ramos
El Barcelona gana ante el Dinamo en Champions
El Barcelona gana ante el Dinamo en Champions / David Ramos/GettyImages
facebooktwitterreddit

Primera alegría azulgrana en la Champions pero nueva pitada para el equipo. El FC Barcelona salió decidido a llevarse los tres puntos ante del Dinamo de Kiev e hizo lo que mejor se le da: adueñarse del balón. Con la posesión del esférico y las internadas de Jordi Alba por banda era cuestión de tiempo que llegase el gol. Luuk de Jong tuvo las primeras ocasiones para el Barcelona pero este jugador sigue negado de cara a gol y en vez de redimirse lo que está consiguiendo es que cada vez sean más y más los aficionados que se preguntan por qué ese jugador está vistiendo la camiseta del Barcelona.

Volviendo al partido, fue Gerard Piqué quién aprovechó una asistencia de Jordi Alba para batir a Bushchán a los 36 minutos de juego. Y ahí bien podría haberse acabado el partido porque lo que pasó hasta el minuto 90 fue totalmente irrelevante.

Vladislav Supryaga, Gerard Pique
Piqué anotó el primer gol del Barcelona en Champions / Quality Sport Images/GettyImages

Koeman metió a Ansu Fati y a Coutinho al descanso, pero si lo que esperaba era que revolucionarán el partido, no pasó nada de eso. Al revés, con el paso de los minutos el Barcelona se fue cayendo y acabó encerrado en su área perdiendo tiempo. Ante cualquier otro equipo ese único gol de ventaja hubiese corrido peligro, pero los ucranianos no tiraron ni una sólo vez entre los tres palos. El peligro vino más por la sensación de llevar un solo gol y que el Barça llegó un momento en que se olvidó del segundo que realmente por el potencial ofensivo del Dinamo.

Lo mejor para el Barcelona es que se llevó tres puntos importantísimos y mantiene sus opciones de pasar a octavos, eso sí como segundos ya que el Bayern parece inalcanzable. Lo que tras las primeras dos jornadas parecía imposible, ahora es más probable pero no con este juego ni con esta actitud. La afición pasó de ovacionar a Gavi, a Piqué o al Kun a terminar abucheando el juego de los suyos viendo cómo se encerraban en el área por orden de su entrenador.

El Barça tiene lo que tiene pero a sus seguidores no le gusta ver al equipo encerrado atrás y menos en un partido que se podría haber sentenciado en la primera parte. La falta de puntería pudo condenar al Barcelona, pero suerte que el Dinamo no hizo nada para llevarse la victoria ni siquiera para empatar. Ahora toca pensar en el próximo partido, el Clásico ante el Real Madrid.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!   

facebooktwitterreddit