90min
Lionel Messi

Una temporada después del burofax: Messi ha cambiado de idea y está cerca de quedarse

Miguel A. Sánchez
Messi y Piqué
Messi y Piqué / Soccrates Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

La temporada 2021/21 está a punto de acabarse. Dentro de poco más de 24 horas se habrán jugado todos los partidos de Primera División de la Liga española. El Barcelona la habrá terminado en tercera posición y con el título de Copa del Rey. Un año con un solo éxito que ya empezó torcido por la situación de Lionel Messi. El argentino quiso salir, pero Bartomeu lo retuvo. Un año después, Leo no ha tomado una decisión oficial, pero se quedará. Ha conseguido su primer objetivo: la salida de Josep Maria Bartomeu.

Lionel Messi no amenazó con irse, tomó la decisión de marcharse. Quiso alejarse del Camp Nou porque no creía en el proyecto deportivo, pero antes de irse provocó un terremoto en los cimientos del Camp Nou, un terremoto mayor que el de los ocho goles del Bayern de Múnich. Las consecuencias del movimiento han cambiado el futuro blaugrana. Josep Maria Bartomeu adelantó las elecciones y Joan Laporta ha vuelto a la presidencia.

Messi cree en Laporta. El catalán fue el presidente que construyó el Barcelona del sextete. Y no solo está la confianza, sino también el manejo. La Pulga tiene al presidente comiendo de su mano, capaz de hacer cualquier movimiento para que se quede. Nadie discute su reinado y, por eso, seguirá en el Barcelona. Tendrá poder de decisión y volverán a construir un equipo a su alrededor, sin injerencias ni imposiciones, como ocurrió cuando Bartomeu fichó a Griezmann un año después de que el francés eligiera al Atlético de Madrid.

Joan Laporta, Lionel Messi
Messi y Laporta / Soccrates Images/Getty Images

Así, con Laporta y un nuevo proyecto por venir, Messi está preparado para sentarse, negociar su contrato y, si es indispensable, reducir su salario.

Sin embargo, existe otro factor importante: el Mundial 2022. Messi quiere ir en plena forma y sabe que e Barcelona es el mejor lugar para prepararse. Cambiar de equipo significaría pelear por tomar el mando, adaptarse a un fútbol nuevo, a unos compañeros nuevos… demasiados retos antes de un Mundial. Leo ya piensa en Qatar, quiere levantar el título, y la mejor forma de estar listo es continuar en su casa, el Barcelona.

facebooktwitterreddit