FC Barcelona

El ultimátum del Barcelona a Dembelé: o renueva o a la grada

Pablo Falcones
Ousmane Dembele
Ousmane Dembele / Quality Sport Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

Ousmane Dembelé es un jugador con el que el Barcelona cuenta seriamente para planificar la próxima temporada. Ayer fue el jugador que revolucionó el partido contra el Linares, tras su entrada en el descanso. Marcó el gol del empate que a la postre sería esencial parala remontada (1-2) y envió un balón al palo al final.

Por eso en el club están tan ansiosos porque renueve un contrato que se le acaba en junio de este año. Dembelé ha pedido un aumento de salario muy importante y eso es lo que aleja a ambas partes, aunque sorprende después del pobre rendimiento que ha ofrecido el galo en sus 5 años como azulgrana.

La Junta Directiva del Barcelona intuye que tiene una oferta importante de otro club, previsiblemente de la Premier. Asimismo la prima de fichaje que le correspondería por llegar gratis en junio sería cuantiosa, algo que no percibiría si se marcha en este mes de enero traspasado.

Por eso, el Barcelona va a apretar al máximo a su jugador: o renueva o no jugará más. Xavi lo mandará a la grada y no volverá a vestir la camiseta azulgrana. Algo que sería fatal para sus intereses de cara a forjarse un futuro. Dembelé sólo tiene 24 años y estar medio año sin ritmo, en este caso sin los problemas de las lesiones, sería un gran freno a su carrera.

El Barcelona necesita que Dembelé se marche ahora o renueve a la baja para poder inscribir a Ferrán, que acaba de llegar del City. Por otro lado, la dependencia del francés no se antoja tan imprescindible con las recuperaciones de Braithwaite, Depay y Ansu en la delantera. Xavi ha apostado fuerte por los canteranos (Ilias, Abde, Jutglá,...) y también le dan resultado.

Memphis Depay, Ansu Fati
Memphis Depay, Ansu Fati / David Ramos/GettyImages

Ahora mismo, Dembelé está en una encrucijada y cada día que pasa juega en su contra. No sabemos dónde está su futuro, pero parece que en estos momentos se aleja de un Barcelona en el que sin duda ha fracasado. No ha justificado para nada los 135 millones que costó en 2017.

facebooktwitterreddit