Mundial 2022

Suecia 1958: la primera, y hasta ahora única, participación de Gales en un Mundial

Álvaro Pelayo
facebooktwitterreddit

Gales está de celebración después de vencer 1-0 a Ucrania en la repesca europea y clasificarse para el Mundial de Qatar 2022. Después de haber tenido un par de buenas Eurocopas en las dos últimas ediciones, la pieza que le faltaba a la selección era clasificar para un mundial. La selección dirigida por Robert Page ha devuelto la ilusión a un país que no veía a su selección en la mayor competición del fútbol desde hace ya 64 años.

1958 fue la primera y la última vez que Gales había clasificado para un Mundial, competición en la que además no les fue del todo mal. Ese mundial se jugó en Suecia, con una Alemania que llegaba de ganar el pasado mundial y con la presencia de algunos países que hoy en día ya no existen como tal. Yugoslavia, Checoslovaquia y la Unión Soviética competían como tres selecciones, cosa impensable hoy en día.

Gareth Bale celebra el gol de su selección
Gareth Bale celebra el gol de su selección / Visionhaus/GettyImages

Gales además de jugar el mundial, se clasificó para la fase de eliminación después de terminar segunda en el grupo de Suecia, Hungría y México. Lo único que al pasar a la siguiente fase, tuvieron la mala suerte de enfrentarse a una gran selección brasileña que terminó ganando la competición. Un gol de Pelé acabaría con el sueño de Gales y es el último partido de un mundial que la selección galesa ha jugado hasta la fecha.

El mundial de 1958 será recordado por ser el primer título de Brasil, que además ganó el siguiente, disputado en Chile, pero en Gales se recuerda como la última vez que su selección participó en la mayor competición del mundo. Ahora, un gran proyecto liderado por Gareth Bale ha devuelto a Gales a lo más alto.

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, entonces compañeros, hablan después de la victoria de Portugal
Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, entonces compañeros, hablan después de la victoria de Portugal / Anadolu Agency/GettyImages

Aunque no han tenido fortuna en los mundiales, las dos últimas Eurocopas de Gales han sido francamente buenas. la de 2016, jugada en Francia, fue lo más alto que ha llegado la selección nunca. Gales pasó como primera de grupo a la siguiente ronda, y en octavos se cruzaron con sus vecinos Irlanda del Norte. Bale y compañía seguían sorprendiendo cuando eliminaron a Bélgica, una selección con gran potencial, por 3-1. El sueño galés se terminó en semifinales, cuando se enfrentaron a la selección campeona, Portugal. En 2020 repitieron participación y también avanzaron a la fase de eliminación, pero esta vez no pasaron de octavos.

Este puede ser el último mundial de su estrella, Gareth Bale, y a partir de ahí sus opciones de volver a clasificar se reducirán bastante, pero de momento no hay ningún galés pensando en el futuro. Todos los ojos están puestos en el 21 de noviembre, que es cuando empieza el Mundial de Qatar.

facebooktwitterreddit