90min

Simeone: renovarse o morir

Simeone durante el entrenamiento previo al Atlético - Leipzig
Simeone durante el entrenamiento previo al Atlético - Leipzig | LLUIS GENE/Getty Images

Olieron sangre y se lanzaron todos como lobos a su presa. Es normal, le estaban esperando. El partido del Atlético de Madrid ante el Leipzig fue pésimo. Superado en todo momento por el rival y, encima, con la mala suerte que se traduce en un gol de rebote que acaba eliminándote de una Champions donde tenías puestas todas tus esperanzas. En este escenario, de nuevo el foco en Diego Pablo Simeone, otra vez...

Diego Simeone
Diego Pablo Simeone sufrió otra dolorosa derrota en Champions. | Pool/Getty Images

Claro que tiene que reflexionar. Por supuesto que debe de pensar en por qué un rival, ante el que eres superior en todo, te ganó en cada aspecto del partido. Simeone no debe irse como piden muchos, debe evolucionar. No su juego sino su mentalidad. El Cholo sabe que su equipo no es el mismo que agarró en 2011, hundido y recién eliminado por un equipo de Segunda B en Copa del Rey, pero no actúa como sabedor de ello. Saberse grande no basta, hay que actuar como tal. El Atlético de Madrid es el rival al que todos quieren evitar en una eliminatoria precisamente por Simeone y su táctica, y parece que el argentino reniega de ese pensamiento común y sigue en la idea de equipo menor. La evolución debe darse desde el primer día de pretemporada, pero siempre con él en el banquillo. No seré yo alguien que se caracterice por defender las malas decisiones del Cholo, pero esta vez creo que se le debe dar continuidad. Primero porque era una temporada de transición que al final se ha salvado entrando de nuevo en Champions, y segundo porque en menos de un mes arranca una nueva temporada y traer a otro entrenador lo dinamitaría todo. Si la temporada que viene no se da ese cambio del que hablo, se sigue luchando solo por entrar en Champions y el equipo no mejora en rendimiento, ahí sí habrá que plantearse cosas, pero ahora no. A las 22:50 salieron todos de la cueva que les había aclimatado el Manchester City para tacar a un entrenador que tienen por enemigo público número uno. Piden que ruede su cabeza por odio, no por otra cosa. Ya lo he dicho, como lobos al oler la sangre.

En un año complicado, donde hubo parón en la Liga y más tarde entre este torneo y la Champions, el Atlético encontraba en su más ansiado título una oportunidad histórica que no se dio. Con la mente ya en el curso que viene y el Cholo en el banquillo. Ya habrá tiempo de plantearse su salida, pero ahora no toca.