FC Barcelona

Sí a Morata en forma de cesión, no como traspaso definitivo

Alvaro Morata
Alvaro Morata / Marco Canoniero/GettyImages
facebooktwitterreddit

La más que posible llegada de Vlahovic a la Juventus podría provocar un efecto dominó que acabaría con Álvaro Morata en el Barça. El futbolista gusta al entrenador, puesto que se trata de una petición expresa del propio Xavi que quiere juntar en el ataque de su Barça la posible delantera de la selección española en el próximo Mundial.

El fichaje de Morata puede convertirse en una buena herramienta de aquí a que termine la temporada para asegurarse la clasificación a la próxima Champions League, pero confiar en Álvaro para que se convierta en el delantero estrella del equipo no parece tan buena idea.

Alvaro Morata, Pierre Kalulu
Alvaro Morata / Nicolò Campo/GettyImages

Nadie niega que el todavía jugador de la Juventus sea un delantero extraordinario, pero el Barcelona necesita en esa posición una estrella absoluta que se convierta en líder del equipo. Tal vez un jugador de origen noruego que esté destinado a dominar los rankins goleadores de la próxima década.

Por lo tanto respondiendo a la pregunta sobre si el Barça debería fichar o no a Álvaro Morata, la respuesta es: depende. Sería muy interesante que el Barça consiguiera atar al jugador por medio de una cesión hasta final de temporada. Este sería un movimiento muy inteligente puesto que obtendrían el delantero que necesitan a corto plazo para asegurarse el objetivo próximo, la clasificación europea, y además se cubren las espaldas en caso de que el fichaje no salga del todo bien, volviendo a la que aún es su casa dentro de menos de seis meses.

Xavi Hernandez
Xavi Hernandez / Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages

Por lo tanto: Álvaro Morata en forma de cesión, sí, Álvaro Morata como traspaso definitivo, no.

La clave es la siguiente: el Barça necesita un futbolista con gol porque su peligro más temido por los rivales, Ansu Fati, estará prácticamente lo que resta de temporada en el dique seco. Además ya hemos visto los problemas que tiene el Barça para desatascar partidos cuando las defensas rivales se cierran y juegan al contragolpe.

facebooktwitterreddit