Selecciones que sufrieron mucho para clasificarse a un Mundial y lo acabaron ganando

Ronaldinho y Ronaldo Luís Nazário de Lima
Ronaldinho y Ronaldo Luís Nazário de Lima / Alessandro Sabattini/GettyImages
facebooktwitterreddit

No todas las campeonas del mundo gozaron de un plácido camino hasta el Mundial. Realmente muchas de ellas no tuvieron una clasificación cómoda como se puede ver en los tres equipos que mostramos a continuación:

Argentina - México 1986

Diego Maradona, Michel Renquin
Diego Maradona / Etsuo Hara/GettyImages

La que fuera la mejor selección del mundo por aquel entonces estuvo hasta el último partido apunto de clasificarse para la repesca. Los argentinos se enfrentaban a la selección peruana en la última jornada, en la que ganar o empatar les bastaba para meterse directamente en el Mundial de México. Fueron perdiendo durante todo el partido y no fue hasta los últimos instantes del encuentro cuando Gareca empató la contienda clasificando Argentina para el Mundial que posteriormente ganaría. Considerado uno de los mejores mundiales de la historia del fútbol.

Alemania - Italia 1990

Lothar Matthaus of Germany
Lothar Matthaus / Chris Cole/GettyImages

Por aquel entonces eran muchas las selecciones europeas que se clasificaban directamente al Mundial, y es que una serie de normativas respecto a los segundos y los terceros puestos evitaron que la selección de Völler, Matthäus y Klinsmann tuviese que acudir a la repesca para clasificarse al Mundial de 1990. Acabaron la fase de grupos por detrás de Países Bajos, pero su buena cantidad de puntos cosechados les permitió finalmente clasificar de forma directa.

Brasil - Corea y Japón 2002

Ronaldo Nazario - Soccer Player
Ronaldo Nazario / Claudio Villa/GettyImages

La selección argentina selló su pase el campeonato del mundo con mucha solvencia y anterioridad al resto de selecciones sudamericanas. Por aquel entonces ya existía el formato actual de un grupo de 10 selecciones en el que todos los combinados nacionales sudamericanos se enfrentan entre sí, permitiendo clasificar al Mundial de forma directa a los cuatro primeros. El quinto queda relegado a una repesca. En este caso no fue hasta el último partido cuando se decidió que Brasil y Paraguay irían al Mundial, Uruguay a la repesca y Colombia quedaría eliminada. Una derrota de los brasileños en la última jornada los hubiera mandado a casa.

facebooktwitterreddit