90min
Fútbol Femenil Mexicano

Rogelio Martínez: “Manejar un equipo femenil no es más difícil que uno varonil, es diferente”

Fernando Falah
Rogelio Martínez
Rogelio Martínez
facebooktwitterreddit

Dirigir a un equipo de la Liga MX Femenil no es tarea apta para cualquiera, y esto ha quedado demostrado en incontables ocasiones a lo largo del tiempo. Como en cualquier equipo de futbol, para ser DT se requiere una capacitación y una visión mucho más amplia que te permita trabajar adecuadamente con el plantel y sacarlo a flote.

Así podríamos describir a Rogelio Martínez, quien platicó para 90min sus vivencias en la Liga MX Femenil tras su paso por los banquillos del Puebla y del Cruz Azul. El cómo comenzó para él esta travesía dentro del mundo del futbol femenil incluso mucho antes de que naciera la liga a través del Olivos Puebla en la Liga Mayor Femenil y cómo ve a nuestra liga en la actualidad luego del crecimiento exponencial que ha sufrido en los últimos años desde su creación en 2017.

¿Cómo inicia tu historia con el futbol femenil?

Mi primer contacto con el futbol femenil fue hace aproximadamente 15 años en Estados Unidos cuando era director deportivo de un club en Houston, pues a pesar de trabajar en la rama varonil, este club tenía varios equipos femeniles y veía los partidos de las mujeres.

Después regreso a México y llego a Puebla como director de un club privado llamado Olivos Puebla y ahí descubro que hay equipos femeniles de niñas pequeñas de 15-16 años y otro equipo con mujeres más grandes de aproximadamente 20-24 años que ya incluso competía en una liga, la Liga Mexicana de Futbol Femenil.

¿Cómo viviste esos años con Olivos Puebla?

Poco a poco empecé a meterme más con el equipo femenil hasta que en un momento invité a Gabriel Pereyra (ex Cruz Azul) a dirigir al equipo en la liga que hoy se le conoce como Liga Mayor Femenil, las dirigió un torneo y tras su salida en 2011 yo tomo las riendas del equipo y empecé a trabajar con generaciones mucho más jóvenes que al final fueron quienes posteriormente le dieron el renombre al Olivos.

Empezamos a participar en Olimpiadas, ganábamos torneos año tras año, tanto en torneos nacionales, regionales y estatales, fuimos tricampeonas del torneo de Barrios y también ganamos la Liga Mayor Femenil entre otros títulos amateur ya que en ese momento aún no existía la Liga MX Femenil.

¿Qué sucedió cuando inició la Liga MX Femenil en 2017?

Cuando inicia la Liga MX Femenil en 2017, Olivos Puebla había crecido exponencialmente. De ser un grupo pequeño, pasamos a tener aproximadamente 120 mujeres entrenando día a día y en ese mismo año somos campeonas de la Liga Mayor Femenil, lo cual provocó que el equipo de Pachuca mandara visores a la final y ahí es donde arman gran parte de su plantel con jugadoras como Mónica Ocampo, Karla Nieto etc. Puebla no compite en los primeros dos torneos debido a cuestiones administrativas.

¿Cómo describirías tu etapa en Puebla?

Cuando se da la llegada del Puebla en la Liga MX Femenil, invitan a Olivos a ser el equipo que represente a La Franja en la liga y en nuestro primer torneo hicimos un muy buen papel, nos quedamos a nada de clasificar a Liguilla y esto siendo el equipo más joven de toda la liga. Esto fue un enorme impacto en Puebla debido a que el plantel sorprendió a propios y extraños destacando de semejante manera siendo tan joven y con falta de experiencia.

Sales de Puebla y seis meses después llegas a Cruz Azul ¿Cómo fue tu tiempo con las Celestes?

Al final, salgo de Puebla y llego a Cruz Azul, algunas de las jugadoras de Puebla se enteraron de mi llegada al equipo cementero y me buscaron para irse conmigo e imposible decirles que no. En el primer torneo con Cruz Azul hicimos el que hasta la fecha es la mejor campaña que han tenido en su historia y cambiamos la cara del equipo. Desgraciadamente salgo del equipo torneos más tarde, pero logramos cambiar el ADN del plantel.

Has dirigido tanto a hombres como a mujeres, se dice que manejar un vestidor femenino es más difícil ¿Es verdad?

Yo no lo vería como difícil, más bien es diferente. Es un ambiente distinto. Al varón, por ejemplo, le puedes llamar la atención muy fuerte, pues estamos acostumbrados a ese tipo de tratos. Con la mujer, evidentemente no puede ser así dado que no hay un proceso o estructura desde fuerzas básicas como sí lo hay con la varonil en donde, a lo largo de los años, tienen distintos entrenadores, experiencias y manejo de emociones, el ambiente debe ser más sensible.

Y en cuanto al tema físico, por supuesto que hay diferencias. Principalmente porque la mujer pasa por un proceso que el varón no que se llama la menstruación y que se divide en cuatro fases. Entonces hay que saber cómo trabajar adecuadamente cada fase de acuerdo a lo que su cuerpo pueda realizar y ser muy cuidadosos para así evitar posibles lesiones.

¿Cómo ves a la liga actualmente ahora que se permiten extranjeras y se eliminó el límite de edad?

La liga ha crecido muchísimo, las extranjeras vienen a enriquecer y a fomentar la competitividad, pues las jugadoras van a tener que ponerse al 100 todos los días para que no pierdan el puesto ante una de esas futbolistas. También, para los equipos, se trata de saber cómo reforzarse. Si ya tengo en cartera un grupo de futbolistas mexicanas que voy a traer necesito saber cuál es su perfil, sus características y saber si quiero un equipo dinámico, un equipo que ataque, que tenga la pelota, que guarde posesión de ella o que defiendan bien y contragolpeen. Bueno, pues traer una extranjera que me ayude con esa filosofía de juego.

¿Qué planes tienes a futuro?

Ahora estamos enfocados en el deporte pero en un sector académico. Estamos por inaugurar la Universidad del Deporte en donde vamos a instalarnos tanto en Veracruz como en Oaxaca para llevar el futbol a esas zonas y a su vez abrir escuelas de futbol a través del Centro Universitario del Deporte en la cual un servidor es el director general y así maximizar las oportunidades de practicar el deporte.

facebooktwitterreddit