Boca Juniors

Riquelme y Ábila no están manejando las cosas como un club como Boca debería

Gastón Hirschbrand
Ábila se lamenta.
Ábila se lamenta. / Marcelo Endelli/GettyImages
facebooktwitterreddit

Una nueva polémica en el Club Atlético Boca Juniors divide aguas y distintas opiniones en la antesala del comienzo de la temporada 2022, en un episodio que tiene como protagonistas a Juan Román Riquelme y Ramón Ábila, con la reciente participación de Carlos Tevez.

Parece una novela, pero es un nuevo hecho que no hace más que alimentar la costumbre que asocia al club "Xeneize" con "un club que nunca puede estar tranquilo", teniendo en cuenta que (casi) siempre los temas extrafutbolísticos están a la orden del día.

En este caso, recapitulemos, primero fue "Wanchope" quien le hizo saber al público en general vía redes sociales que nadie de Boca se ha comunicado con él ni con su representante para estar al tanto de su situación, que tienen hasta el miércoles para solucionar su tema, que no le debe nada a nadie y que no tiene miedo.

Entiendo que ese fue un manotazo de ahogado para exponer al Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme quien, hábil como dentro de la cancha, declaró lo siguiente: "Hace un año atrás tuvo la posibilidad de ir a jugar a Uruguay. Se presentó, dijo que prefería ir a la MLS. Aceptamos que vaya a jugar a Estados Unidos. A los cuatro meses, el club dijo que no contaba más con él. Me llamó por teléfono todo un día para que le dé una mano, para darle una autorización para que pase a otro club a préstamo. Pasó al DC United. Las cosas no le han salido de la mejor manera, está más que claro. Tiene contrato con nosotros hasta el 31 de diciembre, está entrenando día a día. Ahora se ha lastimado, tiene que atenderse con los kinesiólogos, curarse bien y después tendrá que seguir entrenando al 100 por ciento. Nos tomamos las cosas con calma", aseguró el 10.

¿Es necesario que se estén lanzando dardos en lugar de resolverlo puertas adentro sin generar alboroto? Como personas grandes y maduras, ¿no podrían coordinar una reunión y decirse las cosas a la cara, en lugar de que los hinchas queden en el medio viendo los tiros que se lanzan?

¿Qué sentido tiene, de parte de "Wanchope" vía su amigo Carlos Tevez, publicar un video en el que ellos aparecen y de fondo se escucha "Para vos, Riquelme. Para vos, Cascini"?

En una lucha de orgullos y de egos, ninguno de los dos gana: el único que termina lastimado o tocado es el fanático de Boca, que solamente quiere que su equipo vaya al frente, que no se generen inconvenientes que desgasten al grupo y, sobre todo, poder ganar títulos. Todo el resto es cotillón.

facebooktwitterreddit