FC Barcelona

Perder contra Boca, otra evidencia de la crisis culé

Pablo Falcones
Xavier Hernández i Creus
Xavier Hernández i Creus / Alexander Hassenstein/GettyImages
facebooktwitterreddit

Ayer el Barcelona, al no tener que disputar partido de esta ronda de Copa del Rey, aprovechó para jugar en Arabia Saudí la primera edición de la Copa Maradona de la historia. Fue contra Boca Juniors, y los xeneizes se llevaron el trofeo en penaltis después de haber empatado en los 90 minutos reglamentarios (1-1 y 4-2).

El partido en general fue bastante aburrido. Los azulgrana no pudieron en ningún momento imponer un ritmo alto, y no fueron superiores a un equipo que tiene mucho menos nivel que ellos a priori. El fútbol argentino aún está lejos del europeo, como el sudamericano en general. Esa circunstancia ayer no se notó en ningún momento.

Sí que hubo algunos detalles ilusionantes, como el estado de forma en el que ha vuelto Dani Alves o las ganas de Riqui Puig. El plan de Xavi de apostar por los jóvenes siempre es una buena opción, y ayer alguno como Baldé, Jutglá (autor del gol) o Ilias dejaron grandes impresiones. Irán entrando desde ya en los planes del técnico de Terrasa.

Pese a todo, la derrota de ayer en la tanda es una pequeña losa más para un Barcelona que no levanta cabeza. Desde la llegada de Xavi apenas han conseguido 2 victorias (polémicas) en 6 partidos, han tirado definitivamente la liga (a ver si llegan a puestos Champions) y han quedado relegados a una Europa League donde los espera el Nápoles.

Lo dicho, un desastre que con el partido ante Boca sólo empeora. El Barcelona es un club en la UVI que necesita la victoria como el comer ahora mismo. El sábado ante el Elche en casa tendrá la oportunidad perfecta. Tiene que salir de esta depresión.

facebooktwitterreddit