Pável Pardo: "No vemos mexicanos en Alemania porque son caros para ese mercado"

Diego Yudcovsky
Apr 22, 2021, 2:57 PM GMT+2
Entrevista exclusiva con Pável Pardo
Entrevista exclusiva con Pável Pardo
facebooktwitterreddit

En esta segunda parte de la entrevista exclusiva para 90min con Pável Pardo, conversamos con el ex jugador del América sobre el presente del conjunto dirigido por Santiago Solari. A su vez, recordó su paso por el Stuttgart y aquella obtención de la Bundesliga en la temporada 2006/07 en la que, junto con Ricardo Osorio, arribaron al país bávaro y lograron consagrarse en su primer año en el club. Además, explicó porqué cree que no hay muchos compatriotas que arriben al mercado alemán como lo hizo él y si cree que México puede lograr llegar al famoso quinto partido en el próximo Mundial.

Pardo surgió de las fuerzas básicas del Atlas y debutó en la temporada 1993/94. Luego de cinco años y un breve paso por Tecos en 1998/99, el 'Bebé' arribó a las 'Águilas' a mediados de 1999. Más de nueve años vistió la camiseta del América (interrumpidos por dos temporadas y media en la que portó la del Stuttgart), donde disputó más de 400 juegos y marcó 30 goles. Allí, obtuvo 4 títulos: dos ligas (2002 y 2005), Copa Gigantes CONCACAF 2001 y Concachampions 2006.

¿Cómo ve al América de Santiago Solari y qué diferencias notás con el del 'Piojo' Herrera?

Al principio comenzó jugando no como a la gente le gusta. En América hay tres cosas importantes: tienes que ganar, gustar y golear. Eso es lo que pide siempre la afición. Lo veo bien al equipo, Solari cuando llegó implementó el orden táctico con el 4-3-3, que es como se juega en Europa y únicamente ha movido algunas piezas. Jugadores como el caso de Roger Martínez, que Solari lo recuperó y le dio minutos, esos terminan marcando la diferencia. El funcionamiento del equipo ha ido de menos a más.

Santiago Solari se queja ante un fallo arbitral.
Santiago Solari lleva pocos partidos en el banquillo del América, pero los buenos resultados han ido convenciendo a la afición de su experiencia. | Azael Rodriguez/Getty Images

Muchos describen al América como el Real Madrid de México. Solari ha sido entrenador del 'Merengue', ¿por eso puede lograr resultados?

Santiago como jugador jugó en equipos grandes. Salió de River, un club que tiene la misma exigencia que el América. Cuando tú hablas de River, a diferencia de Boca, tiene un sello que todos sus jugadores son técnicos. En cambio en Boca existe más la garra y el corazón. El caso de Solari un jugador con mucha calidad y eso lo llevó a jugar al Real Madrid. Por eso está acostumbrado a la exigencia.

¿Te sientes ídolo del América? ¿Quiénes serían los 5 máximos referentes?

Honestamente no. La gente elige a los ídolos y para serlo tienes que hacer muchas cosas. Cuando la gente te considera así, es una satisfacción. Lo que sé es que he dejado una huella en el club, sin ser un jugador canterano. Me quedé mucho tiempo, fui capitán y una referencia del club. Pero al momento de hablar de ídolos está Carlos Reinoso, Cuauhtémoc Blanco, Alfredo Tena, Antonio Santos, Zague. También jugadores como Claudio López, Iván Zamorano, que son de una categoría internacional que también dejaron su huella en el América.

Pavel Pardo
Pardo ejecutando el balón en un amistoso entre el América y el Manchester City. | Kevin C. Cox/Getty Images

¿Te gustaría en un futuro trabajar en el club?

No lo sé, porque hoy junto con Claudio López tenemos una agencia de representación de jugadores y estoy avocado a eso. Poder ayudar a los jugadores a cumplir sus sueños es lo que me gusta. Si se llega a dar bien, pero tampoco lo estoy buscando.

Una de las grandes etapas de Pardo fue sin duda en el Stuttgart de la Bundesliga. En Alemania, se consagró ni bien llegó al país, ya que el conjunto se coronó como campeón de la liga en la temporada 2006/07. Allí jugó 93 partidos y marcó 6 tantos. Luego de dos temporadas y media, retornó a México para continuar su carrera en América.

¿Por qué no vemos mexicanos en la Bundesliga?

Hay una cuestión muy relevante, que es que el mercado interno de Alemania es muy fuerte. No gastan mucho en refuerzos, ya que los montos están entre 4 y 10 millones de euros. Es una liga que, salvo el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund, los clubes no hacen grandes inversiones. El jugador mexicano es caro para la Bundesliga y mismo para Europa. Cuando ves un talento, llámese José Macías o Santiago Naveda, vas y preguntas al club sobre las posibilidades para salir y las cifras son altas para el fútbol alemán. En Sudamérica los clubes son vendedores, pero en México tienen el poder adquisitivo que les permiten quedarse con los jugadores.

Pável Pardo gritando un gol del Stuttgart.
El mexicano Pável Pardo gritando un gol del Stuttgart. | OLIVER LANG/Getty Images

Se menosprecia a la liga mexicana, pero muchos optan por ese mercado y luego dan el salto a Europa...

La liga mexicana es muy atractiva. El caso de Guido Rodríguez es emblemático. Primero llegó a Tijuana, luego pasó al América y hoy está en Betis, teniendo una posibilidad que lo están viendo algunos equipos ingleses. El scouting europeo sabe que la liga mexicana tiene buenos jugadores y saben que México es un paso para ir a Europa.

¿Cuáles son los mejores recuerdos que se te vienen a la cabeza cuando pensás en la temporada que saliste campeón con Stuttgart?

Imagínate que llegan dos mexicanos, que nadie los conoce, los alemanes siendo los alemanes. Son recuerdos muy bonitos, el club al que llegamos tenía 15 años sin ser campeón. Fue algo inolvidable, era el sueño de cualquier jugador. Llegar a Europa, el primer año campeones y dejar una huella fue algo increíble.

El Mundial 2006 se desarrolló en Alemania y una vez que finalizó tu participación en la selección, pasaste a jugar al Stuttgart. Parece que quedaron obnubilados con tu juego...

Ya teníamos un seguimiento entre la Copa Confederaciones 2005 y la Copa Mundial 2006 que ambos se jugaron en Alemania. La selección mexicana tuvo buenas participaciones y por eso nos vieron aptos. Sabían lo que llevaban a su club y creo que la gente quedó muy contenta.

Llegaste al Stuttgart que venía de 15 años sin ser campeón, hoy lleva casi la misma cantidad de años en primera división sin lograrlo y la hegemonía del Bayern Múnich parece cada vez más fuerte...

Juan Román Riquelme disputando el balón junto a Pável Pardo.
Pardo disputa el balón ante Juan Román Riquelme, en los octavos de final del Mundial de Alemania 2006. Ganó Argentina 2-1 en el tiempo extra. | ODD ANDERSEN/Getty Images

Hoy lo vemos cada vez más difícil. En Italia sucedió algo similar con la Juventus y esta temporada han repuntado equipos como el Inter o el Milan. Yo creo que en Alemania debería pasar lo mismo, el Dortmund siempre estuvo ahí, aunque llega a esas instancias y se desinfla. También pasa mucho por el plantel que se tiene, el Bayern tiene 22 jugadores que son titulares a diferencia de los demás equipos. Arrasa porque tiene la capacidad de soportar todas las competiciones que juegan.

Tu ex compañero, Thomas Hitlsperger, se convirtió en una de las personas más poderosas del club. ¿Qué opinás de su performance como directivo?

Lo ha hecho bien, lo tuve de compañero y era así, una persona muy profesional, dedicada, con mucha preparación. Entró al club en un rol como embajador del club y poco a poco terminó llegando a la presidencia. Si bien ha tenido altas y bajas, porque ha bajado a segunda división y hoy se ha mantenido con una base de jóvenes en primera división, entre ellos, Nicolás González y Mateo Klimowicz. Lo que ha hecho él, es lo que nos ha dado éxito en aquella temporada que fuimos campeones, una base de jóvenes con experiencia que ya habían jugado un Mundial. Hoy Stuttgart está inventando esas bases con un equipo dinámico. Es una afición brava, que exige bastante, que les gusta el buen fútbol. Creo que la gestión directiva de Hitlsperger es buena.

¿Cuáles son los mejores jugadores con los que compartiste en el club?

Hitlsperger técnicamente era muy bueno, otro era Sami Khedira, que con unas cualidades bárbaras llegó al Real Madrid y Juventus. También estaba Cacau, un delantero escurridizo y con gol. Mario Gómez, que a lo mejor no era tan técnico, pero ya vislumbraba cosas interesantes. Osorio jugaba por izquierda o derecha, no tenía problemas de jugar con ambas piernas.

Prácticamente todo el equipo...

Y por eso quedamos campeones, je.

¿Sigues al Stuttgart? ¿Qué jugadores te gustan?

Sigo la liga y de hecho soy embajador de la Bundesliga para México, Sudamérica y Estados Unidos. En lo personal, le agarré un cariño importante al club. El caso de Nicolás González, que llegó, se adaptó y después despuntó. Hoy es un jugador de los más importantes que tiene el plantel.

Al ser agente de jugadores, tenés un ojo clínico para ver futbolistas. ¿Hay cinco mexicanos que podrían explotar en la Bundesliga?

Hay una generación importante, que son la base de la selección olímpica que pueden llegar, que son Santiago Naveda, José Juan Macías, Luis Romo, Alexis Vega y César Montes, que ya tienen tanta regularidad que en cualquier momento pueden llegar a Europa.

Existe una cuestión particular en México con el famoso quinto partido en los mundiales. ¿Creés que con el 'Tata' Martino se puede erradicar dicha cuestión?

Sí, siempre he dicho que cualquier proyecto es cuestión de tiempo. Alemania hizo un proyecto donde invirtió cerca de dos o tres billones de euros en los jóvenes, que se tardó más de diez años. Ese proyecto dio resultado, tanto en las canteras de los equipos, como el hecho de ser campeones del mundo en 2014. Veo cerca a México de ese quinto partido, me gusta el 'Tata' porque es parecido al estilo de Bielsa. Si ve que un chico es bueno y tiene 17 años, lo va a poner, no importa la edad, sino la capacidad. Me gusta la mentalidad. Ha estado en la selección de Paraguay, Argentina, Barcelona, en Atlanta y lo ha hecho bien. Cuenta con varios jugadores en Europa y jóvenes que tienen que dar ese salto.

Gerardo Martino
México es la tercera selección en la carrera de Gerardo Martino, luego de haberse puesto el buzo de Paraguay y Argentina. | Christian Hofer/Getty Images

Si tuviera que ordenar los títulos de liga 2002 y 2005, Concachampions 2006 con América y Bundesliga 2006/07 con Stuttgart, en cuanto a satisfacción, ¿cómo sería?

El campeonato de la Bundesliga en primer lugar, después los títulos de liga con América y último la Concachampions.

facebooktwitterreddit