Nicolás Burdisso: "Me gustaría ver a Messi en Italia para que vuelva a tener ese desafío con Cristiano Ronaldo"

Diego Yudcovsky
Feb 3, 2021, 2:02 PM GMT+1
Entrevista exclusiva con Nicolás Burdisso
Entrevista exclusiva con Nicolás Burdisso
facebooktwitterreddit

Uno de los últimos grandes capitanes que ha dado el fútbol argentino es sin dudas Nicolás Burdisso. Desde sus pasos iniciales en la primera división de Boca, con apenas 18 años, siempre tuvo esa presencia que lo hacían lucir mucho mayor (y experimentado) de lo que era en realidad. Un defensor con un carisma y actitud que cuesta encontrar en la actualidad.

Hoy, ya retirado de la actividad profesional, se desempeña como director deportivo y asesora a varios clubes y entrenadores, tanto desde el ojeo de nuevos talentos como en el abordaje de distintas áreas. En una entrevista exclusiva para 90min, el ex defensor de Boca Juniors y de la selección argentina habló sobre la situación que vive su compatriota Lionel Messi en el Barcelona, luego de la filtración del contrato que percibe. Además, recordó el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que compartió plantel con el 10 de Barcelona y con Diego Armando Maradona, por aquel momento el entrenador albiceleste.

A pocos meses del fallecimiento de Maradona, muchos ex futbolistas aún recuerdan momentos vividos junto al histórico capitán del seleccionado argentino. Burdisso fue dirigido por él durante las Eliminatorias y el Mundial de 2010, en el que el equipo fue derrotado en los cuartos de final, por 4-0, frente a Alemania.

¿Cómo fue vivir el Mundial de Sudáfrica con Maradona como entrenador y Messi en la cancha?

Fue un Mundial maravilloso en todo sentido, tanto a nivel personal como grupal. Muchos de esos jugadores teníamos la experiencia de haber jugado el del 2006, otros como Walter Samuel venían de estar en el del 2002.

Era un equipo equilibrado entre experimentados y jóvenes con fantasía y creatividad. Estaba Verón, un jugador muy importante para nosotros, Diego en el banco y el ancho de espadas, Lionel. Antes del Mundial, Diego le había agarrado la mano de cómo parar al equipo pero encontramos al final del camino otro que fue mejor que nosotros, junto con un día en el que no nos salió nada y terminamos arriesgando más de lo que debíamos.

Vivir ese torneo con Diego y Leo para el mundo fue una cuestión increíble y para nosotros era una protección, satisfacción y orgullo permanente. Me quedo con los mejores recuerdos.

Messi y Maradona juntos en el Mundial de Sudáfrica 2010.
Messi y Maradona juntos en el Mundial de Sudáfrica 2010. | GABRIEL BOUYS/Getty Images

Conocés a Messi por tu paso en la selección. ¿Cómo ves lo que le está sucediendo en el Barcelona?

Me parece muy injusto, hasta en algunos casos me parece algo irreal, sobre todo para una persona que genera buena vibra, no es una persona polémica. Creo que los reclamos y declaraciones que ha hecho son en posición de mejorar al equipo. Los genios del fútbol mundial quieren jugar y ganar, entonces quieren rodearse de los mejores y detrás de eso hay una planificación para que ellos continúen siendo los mejores.

Tengo la ilusión de que Lionel se siga divirtiendo, como veo que lo hace en la selección. Veo que va a continuar en el Barcelona y si no es ahí, a nivel personal me gustaría verlo en Italia para que, junto con Cristiano Ronaldo, lleven adelante el desafío que fue único en la historia del fútbol. Puede jugar en Inter, en la Roma, en Napoli, en Milan, peleando con Ronaldo el hecho de ser el mejor futbolista del mundo.

No va a haber un duelo como el de ellos, más allá de que Messi esté por encima de Cristiano, nos vamos a acordar toda la vida de la existencia de este duelo. Rememorar lo que hicieron en Barcelona-Real Madrid me gustaría muchísimo.

Burdisso debutó en la primera de Boca en 1999 y rápidamente entró en la consideración de Carlos Bianchi como un futbolista que debía ser tenido en cuenta. Con el "Xeneize" jugó hasta mediados de 2004, con un saldo nada despreciable de 7 títulos: 3 Copas Libertadores, 2 Intercontinentales y 2 Torneos Apertura.

Para la segunda mitad de aquel año, el Inter de Milán lo fichó, sumando otro argentino a sus filas, que ya contaba con Juan Sebastián Verón, Javier Zanetti, Esteban Cambiasso, Julio Cruz y el 'Kily' González. Luego de un lustro en el conjunto milanés, Burdisso pasó a la Roma, para convertirse en una de las principales figuras de 'La Loba'. Al igual que en su anterior equipo, completó cinco temporadas en la capital italiana, llegando a ser el capitán del equipo.

A comienzos de 2014, el argentino fue transferido al Genoa, en donde jugó por tres años. Su última temporada como jugador profesional la pasó en el Torino, cerrando una extensa carrera repleta de éxitos.

"Vivir el Mundial 2010 con Diego y Leo para el mundo fue una cuestión increíble y para nosotros era una protección, satisfacción y orgullo permanente."

¿Creés que el fútbol italiano decayó en los últimos años?

En la realidad que se vive hoy, no estoy de acuerdo. Al fútbol italiano le pasó lo mejor que le puede suceder a un país futbolísticamente, en el momento que no debía pasarle. Cuando Italia debía replantearse y lograr ciertos cambios que estaban haciendo España, Alemania, Inglaterra, Portugal, Francia, salen campeones del mundo en 2006. Eso hizo que siga haciendo lo que venían desarrollando hace 20, 30 años, que fue lo que le terminó dando malos resultados hasta el Mundial del 2018, en el que no clasificó.

A su vez, hubo un deterioro económico entre 2013/14 hasta 2016/17. Hoy lo veo peleando mano a mano con el fútbol inglés en cuanto a contenido dentro de los partidos. Cambió la mentalidad en Italia, pasó de ser un juego pragmático a ser dinámico y eso hace que tenga la media de gol más alta de Europa. Todos los equipos hasta el final del campeonato van a estar peleando por algo. También la llegada de Cristiano y el crecimiento de los dos equipos milaneses han colaborado en su crecimiento. En cuanto a los nombres propios viene después de la Premier League, pero en cuanto al contenido futbolístico es el mejor fútbol del mundo.

Burdisso disputó 146 partidos con la camiseta del Inter de Milán y marcó 12 tantos.
Burdisso disputó 146 partidos con la camiseta del Inter de Milán y marcó 12 tantos. | PACO SERINELLI/Getty Images

¿Disfrutaste más jugando en el Inter o en la Roma?

Fueron situaciones diferentes. En ambos jugué cinco años y la misma cantidad de partidos, pero con dos realidades diferentes. En Inter jugué de lateral izquierdo, de lateral derecho, de central y hasta jugué de volante central. Era una competencia diaria por jugar el fin de semana, en un vestuario feroz e internacional en el que aprendí lo que es la élite del fútbol mundial. Yo venía de Boca y me tuve que acostumbrar a esa realidad. Difícilmente hoy puedas pensar un jugador del fútbol argentino que tenga la capacidad de llegar a uno de los grandes equipos de Italia, España, Inglaterra, Alemania o Francia y pensar que va a jugar de titular. El último que lo hizo fue Lautaro Martínez y tuvo un año de transición para empezar a jugar.

Cuando llego a Roma, ya con 28 años, quería afianzarme y sostenerme como marcador central, que sabía que era donde mejor podía hacerlo. Me llamaron por lo que yo podía darle como jugador y persona. Fueron cinco años casi mágicos, en los que pasé situaciones difíciles como cuando me rompí la rodilla jugando en la selección.

"Lo que le está pasando a Messi me parece muy injusto, hasta en algunos casos me parece algo irreal"

Hay una derrota muy particular en tu paso por Roma en la temporada 2009/10, frente a Sampdoria, que les impidió ganar el Scudetto. ¿Qué explicación le encontrás?

Fútbol. Veníamos primeros a tres fechas del final contra un Inter que después ganó el Triplete. El único equipo que le compitió a nivel nacional fuimos nosotros. La explicación es lamentarse, porque ese scudetto hubiese sido mitológico en una ciudad como Roma.

¿Cómo fue tu relación con Francesco Totti?

Francesco es más simple de lo que se cree, es de esos mitos emblemáticos en el fútbol mundial de persona enamorado con su contexto, con su club y que lo defiende a rajatabla. Como compañero un jugador extraordinario. Siempre lo pongo como el más inteligente con el que me tocó jugar, tenía todo en la cabeza un segundo antes. Eso hizo que, hasta el final de su carrera, sepa siempre antes qué hacer. Por eso cuando me preguntan, los dos más inteligentes son Totti y Riquelme.

¿Te gustaría volver a Roma como dirigente?

Me gustaría. Sé que es cuestión de tiempo, no lo pongo como una obligación o necesidad. Yo sé que voy a terminar trabajando en el fútbol italiano, por tener una credibilidad a nivel mundial y en ese país. Estoy convencido que hay puntos que no se tocaron nunca y me gustaría poder cambiarlo.

¿Cuál fue el jugador más fuerte al que te enfrentaste?

Siempre nombro a dos: Andriy Shevchenko y Ruud van Nistelrooy. A uno lo enfrenté más veces y al otro menos, pero me llamó la atención la capacidad de moverse. Del fútbol moderno, Gonzalo Higuaín, es un jugador interesantísimo para que todos los nueves aprendan de sus movimientos en los partidos. Todo lo que hace, lo hace bien. El hecho de jugar casi 15 años en Italia, habiendo marcado a los mejores, automáticamente te hace mejor.

¿Qué compañeros te sorprendieron a lo largo de tu carrera?

Me ha tocado jugar con grandes futbolistas, como Ibrahimovic, Messi, Tévez, Palermo, Riquelme, Figo, Vieira, Recoba, Totti, De Rossi, o mismo en el final de mi carrera me tocó hacerlo con Lamela, Perotti. Se mantuvieron o se mantienen hace 10 años en el fútbol de élite.

Uno de los que no hizo la carrera que tendría que haber hecho, y fue uno de los mejores con los que jugué, fue Adriano. Jugué con él en Inter, también en contra en selecciones juveniles, en Eliminatorias contra Brasil. Me pareció que tenía un potencial increíble, que tuvo la desgracia de, por situaciones a nivel personal que lo aquejaban, no poder explotarlo. Era un jugador de temer por la potencia que tenía.

Burdisso y Adriano compartieron vestuario en Inter durante 4 temporadas entre 2004 y 2008.
Burdisso y Adriano compartieron vestuario en Inter durante 4 temporadas entre 2004 y 2008. | CARLO BARONCINI/Getty Images

¿Podría haber sido el fenómeno Ronaldo zurdo?

Absolutamente.

¿Te esperabas que Ibrahimovic pueda jugar en este nivel a los 40 años?

Absolutamente. Primero porque tiene un físico privilegiado, porque cambió la edad genética de los jugadores. Un jugador que a los 18 llega a ser profesional como Ibra, llega a los 40 con un físico de 32, 33, 35 años como mucho, porque durante 20 años se estuvo cuidando. Si hoy podemos ver ese tipo de futbolistas es porque marcan esa diferencia. Durante los tres, cuatro años que jugamos juntos, pude notar que era un jugador con una jerarquía diferente y una mentalidad única.

Ibrahimovic grita un gol frente al Milan con la camiseta del Inter, Burdisso se le cuelga encima.
Ibrahimovic grita un gol frente al Milan con la camiseta del Inter, Burdisso se le cuelga encima. | New Press/Getty Images

Si no existieran Messi y Cristiano, ¿podría haber sido el número uno?

Hubiese peleado el 1° lugar con otros, estoy convencido. Mi generación tuvo grandes jugadores como Kaká, Lampard, Gerrard, Iniesta, Xavi, Sergio Ramos. Haciendo un paso para atrás estaban Maldini, Del Piero. Creo que hubiera peleado dentro de ese plano "terrenal", que son maravillosos y sumamente talentosos, pero que no son sobrehumanos como Messi y Cristiano.

¿Si tuvieras que armar un 11 ideal de tu carrera, quiénes estarían?

Willy Caballero; 'Pupi' Zanetti, Burdisso, Samuel, Maxwell; De Rossi, Cambiasso; Tévez, Messi, Riquelme; Totti.

¿El delantero al que más te costó marcar?

Miroslav Klose, siempre me costó marcarlo. Casi siempre salió ganando él.

¿El defensor que más te sorprendió?

Paolo Maldini.

¿Qué meta tenés en el fútbol? ¿Cómo te gustaría que sea de acá a 20 años?

El fútbol es un instrumento, que cada uno le da el uso que lo hace sentir bien. No podemos evitar que llegue a todas partes del mundo. El instrumento debe ser integral, no solo desde el espectáculo, si no transmitir bienestar en la gente. Que no sea solo ganar el domingo, si no construir sociedades. Estamos empezando, junto con varios organismos en Argentina, lo que va a ser la licencia homologada de director deportivo. La educación es un valor esencial.

facebooktwitterreddit