Messi y Cristiano, mejor rivales que compañeros

Estefanía Ramos
Lionel Messi y Cristiano Ronaldo
Lionel Messi y Cristiano Ronaldo / Power Sport Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

Cristiano Ronaldo y Leo Messi son las estrellas indiscutibles del mundo del fútbol desde hace quince años. Su rivalidad es histórica y compitiendo el uno contra el otro lo han conseguido prácticamente todo, han batido cada record que se les ponía por delante y a nivel de clubes han ganado todos los títulos posibles. Tan sólo les queda una cosa: jugar en el mismo equipo. El pasado verano se fantaseó con el sueño de verles junto después de que el argentino enviase el famoso burofax y por un instante se presentó la posibilidad de que la Juventus juntase a los dos grandes astros del deporte rey. Un año después la historia vuelve a repetirse, sólo que esta vez la posibilidad es más real que nunca gracias a Nasser Al-Khelaifi.

De momento el PSG ha vuelto a juntar a Messi y a Neymar en el mismo vestuario y la opción de Cristiano suena más fuerte que nunca. Después de todos los grandes momentos que nos han dado como rivales sobre el terreno de juego, verles a los dos con la misma camiseta sería el sueño de la gran mayoría de los aficionados a este deporte. A nivel mediático estamos hablando de un acontecimiento sin precedentes, una estrella más en el superpoblado PSG que haría de París la capital del fútbol mundial, si no lo es ya, y la convertiría en un escaparate lleno de luces y de cámaras. Sin embargo el fútbol es algo más eso.

Crisitiano Ronaldo, Lionel Messi
Cristiano Ronaldo y Lionel Messi / David Ramos/Getty Images

Como star system la dupla Messi-Cristiano es insuperable pero sobre el terreno de juego el sueño se puede acabar convirtiendo en pesadilla. Dos megaestrellas consagradas, cada una con su ego y sus dotes de liderazgo, sus ansias por meter gol o su poco sacrificio en defensa. Si ya discutieron Neymar y Cavani por ver quién lanzaba un penalti ¿qué no harán estos dos cada vez que haya un balón parado? Y eso sin olvidarnos del resto de estrellas del club con el brasileño a la cabeza. Demasiados gallos en un mismo corral.

La competencia sana entre Messi y Cristiano ha sido inigualable, el pique que mantenían en la distancia es lo que ha empujado a estos dos jugadores a tener ganas de superarse a sí mismos en cada partido para demostrar que eran mejores que su adversario. Gracias a ellos, los Madrid-Barcelona cobraban un sentido aún más especial. Verles frente a frente sobre el terreno de juego ha sido un privilegio desde hace 15 años, y aunque la idea de que compartan un mismo equipo sería un sueño, personalmente prefiero que estén en bandos separados. Al fin y al cabo los sueños, sueños son.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!   

facebooktwitterreddit