Selección Argentina

Messi protagonista sí, Messi-dependiente no: la Selección Argentina empieza a jugar como todos pretendemos

Gastón Hirschbrand
Colombia v Argentina - FIFA World Cup 2022 Qatar Qualifier - Messi comete una infracción.
Colombia v Argentina - FIFA World Cup 2022 Qatar Qualifier - Messi comete una infracción. / Gabriel Aponte/Getty Images
facebooktwitterreddit

A pesar de que a la Selección Argentina se le escapó el triunfo en el último suspiro, con aquel cabezazo de Miguel Borja para decretar el 2 a 2 entre el combinado "Albiceleste" y el de Colombia, por la octava fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar 2022, hay algunas buenas noticias.

Es que el equipo nacional tuvo momentos de alto vuelo, sobre todo en la primera parte, sin depender exclusivamente de las intervenciones de Lionel Andrés Messi, figura y capitán del conjunto comandado por Lionel Scaloni, utilizando al crack como recurso y no como única opción.

Esto es lo mejor que le puede ocurrir a Argentina: todos sabemos que es tentador tener al más talentoso dentro del campo de juego para que pueda recibir e inventar algo distinto, pero al mismo tiempo ha resultado tóxico e intrascendente en muchas ocasiones, lo que le provocó muchos daños al seleccionado.

El "10" lo entiende a la perfección y coincide en que, a pesar de ser el mejor, el equipo no tiene que jugar todas las pelotas para él, sino que debe moverla de un lado hacia otro, siempre donde pida la acción, para que una vez que pase los 3/4 ahí sí la redonda le caiga al astro del FC Barcelona, para que en los metros finales pueda ser decisivo y determinante.

El primer tiempo de Argentina ayer fue prácticamente perfecto, y lógicamente ocurrió esto que decimos: futbolistas tocando rápido, jugando a uno o dos toques, y simplificando tareas para llegar al área rival con mucha gente y distrayendo a un rival que cuando quería saltar a marcar ya era tarde.

Esto no debe atentar contra la calidad de la estrella máxima que tiene el plantel, quien no la rompió, pero sí participó de muchas jugadas influyentes del combinado nacional, con pases de un lado hacia otro para la llegada vacía de Acuña, por ejemplo, con gambetas 1v1 donde generalmente gana, con disparos al arco tanto a balón parado como en jugada, que solamente no llegaron a destino por el impresionante rendimiento del arquero Ospina.

Más allá del resultado final, que en mi opinión se dio por flojos cambios de Scaloni y por decisiones defensivas erradas, el encuentro de Argentina fue bueno y este es el camino para poder pelear la Copa América. Con Messi protagonista, pero no de Messi-dependiente. Lo entiende él, lo entendemos nosotros. Lo queremos todos.

facebooktwitterreddit