FC Barcelona

Memphis Depay: otro gran acierto de Ronald Koeman

Miguel A. Sánchez
Ronald Koeman y Memphis en el Camp Nou
Ronald Koeman y Memphis en el Camp Nou / Soccrates Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

Gran parte del barcelonismo infravalora a Ronald Koeman. Tienen una venda blaugrana en los ojos, una venda laportista que detesta a Bartomeu y que no puede ver más allá de las proclamas electoralistas que ya deberían haber pasado a mejor vida. Ese sector culer, rechaza casi todo lo que provenga de la anterior presidencia y continúa pidiendo la dimisión de Ronald Koeman porque, según ellos, no tiene el suficiente nivel para ser el entrenador del Barcelona. Todos sus aciertos en el banquillo del Camp Nou contradicen su versión. La trayectoria del neerlandés es muy meritoria.

Ronald Koeman ha llegado al Barcelona en una época de crisis y transición, con la necesidad de dar un paso hacia adelante, dejar atrás a los antiguos estandartes y superar la pérdida de Lionel Messi. Koeman lo ha tenido claro desde el minuto uno y no ha pedido grandes desembolsos. En su primer año, pidió a Memphis Depay, pero no pudo llegar y se conformó. Entonces empezó a buscar en la cantera y a apostar por los jugadores jóvenes. Otorgó confianza al recién llegado Pedri, exigió a Ansu Fati dar un paso adelante e integró en el primer equipo a Ronald Araújo, Óscar Mingueza e Illaix. Cinco jugadores nuevos en Primera División y una Copa del Rey. No está mal para una época de tempestad.

Ronald Koeman
Koeman / Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

Pasó el verano, consiguió continuar en el Barcelona y llegó su exigencia: Memphis Depay. El holandés, petición expresa de Koeman, ha llegado como jugador libre y con un salario inferior a su caché, aunque mejorará por rendimiento, pues es de unos tres millones de euros más bonus. Solo han hecho falta dos partidos para descubrir que Koeman, una vez más, tenía razón.

Memphis Depay no se ha escondido ante la grave situación que acompaña a los culés. Ni tan siquiera con la salida de Lionel Messi. No le han temblado los pies. El atacante ha dado un paso al frente y ha identificado las necesidades blaugranas para solucionarlas en el terreno de juego. Solo han hecho falta dos partidos para mandar, dos encuentros para convencer, una asistencia y un gol para ilusionar. Asistió a Piqué para abrir el marcador contra la Real Sociedad y anotó el gol que salvó los muebles contra el Athletic. Un jugador diferencial, un futbolista adn Koeman.

facebooktwitterreddit