PSG

Mbappé, el foco de atención en el histórico debut de Leo Messi

Pablo Falcones
Primer gol de Mbappé
Primer gol de Mbappé / FRANCK FIFE/Getty Images
facebooktwitterreddit

Tener a Lionel Messi en tu equipo dota a todo lo que lo rodea de un nivel mediático increíble. La mayor prueba la hemos tenido hoy, en el que ha sido su primer partido con el Paris Saint Germain. Un debut que ha sido retransmitido en directo en España sin ir más lejos, y en el que el argentino disputó los últimos 25 minutos en la victoria de los galos

Un partido en el que también era un foco de atención Mbappé. Y no decepcionó el jugador pretendido por el Real Madrid, de cuyo futuro está pendiente todo el mundo del fútbol. Tras un muy buen centro de Di María, metió la cabeza para poner el balón en la escuadra y abrir la lata. Pase lo que pase con él, se lo ve centrado al 100% en lo que hace. Y feliz, por su efusiva celebración.

Un Mbappé que dio sensación de peligro en varias ocasiones, con un Di María que era su mejor socio y como siempre no paraba quieto. Sin que hubiera demasiadas oportunidades claras, el dominio visitante era absoluto. Un preludio de lo que puede ser este año su liga, y sobre todo como Messi encaje del todo en el equipo.

FBL-FRA-LIGUE1-REIMS-PSG
Segundo gol de Mbappé / FRANCK FIFE/Getty Images

Ojo, que el Reims demostró que no venía de comparsa. Un centro chut de Kebbal y un balón a la cruceta de Cassama casi empatan antes del descanso. En la segunda parte salieron con mucha más intensidad y Munetsi remachó a gol tras un despeje flojo de Keylor. El VAR anuló la jugada, pero lo que estaba claro es que el partido había cambiado

Eso sí, la calidad que tiene este equipo es superlativa. Achraf hizo gala de su profundidad en una contra servida por Verratti y Mbappé certificó su doblete a puerta vacía. Justo un minuto antes de que se produjera el histórico debut de Messi, en lugar de su amigo Neymar. Y a las 22.10 de la noche. La noche del '10'.

El partido ya estaba cerrado y a nivel de fútbol poco más hubo que destacar. Las miradas estaban centradas en Messi, quien se asoció con Mbappé en la primera jugada en la que tocó el balón. Un Mbappé que se convirtió en la estrella del duelo, y donde el riesgo a una lesión aceleraba el corazón de más de uno. ¡Vaya entrada recibió a falta de 6 minutos!

En definitiva, un debut histórico en el que Mbappé demostró que está llamado a ser el sucesor del argentino en el fútbol mundial. Una asociación que es histórica, pero que paradójicamente podría haberse dado hoy por primera y última vez. Al menos esto no nos lo quitará nadie.

facebooktwitterreddit