90min
MLS

Maxi Moralez: "La MLS no es fácil: Higuaín pensó que venía a jugar con un cigarrillo en la boca y le está costando"

Diego Yudcovsky
Entrevista exclusiva con Maxi Moralez, futbolista del New York City
Entrevista exclusiva con Maxi Moralez, futbolista del New York City
facebooktwitterreddit

La temporada de la MLS está por llegar a la mitad de su etapa regular y los clubes de ambas conferencias pelean por un lugar en los próximos Playoffs. Uno de ellos es el New York City, que finalizó 5° en la tabla general del 2020 y está entre los candidatos a luchar hasta el final y pasar a la siguiente etapa.

En una entrevista exclusiva para 90min, conversamos con Maximiliano Moralez, quien atraviesa su cuarta temporada en el club neoyorquino. Le preguntamos sobre su actualidad en la MLS, cómo vive el día a día en los Estados Unidos, el mito de "ser una liga fácil" y los objetivos de cara a esta temporada. Además, el recuerdo de su paso por el Atalanta, club de la Serie A de Italia, que se encuentra, tal vez, en el mejor momento de su historia.

A su vez, el enganche argentino destacó su deseo de retornar a la Argentina, más precisamente a Racing, el club que lo vio nacer, y revivió el recordado certamen que ganó con Vélez ante el Huracán de Ángel Cappa, en 2009. Por último, se refirió al título de campeón del mundo con la Sub-20 de Argentina, en un equipo plagado de figuras.

¿Cuál es el objetivo que se pusieron en el New York City para encarar esta temporada?

Los objetivos siempre son los que uno desea. Primero llegar a los Playoffs y después llegar al último partido, tanto en nuestra zona, que es la Conferencia Este, como la gran final, que es lo que realmente nos importa para coronar lo que preparamos.

¿Existe presión en los Playoffs de la MLS?

La competitividad la llevo adentro por ser sudamericano y argentino, que no nos gusta perder a nada. El club ha armado un equipo para competir y la presión la manejamos. La experiencia que tengo me ayuda a manejar ese tipo de partidos. Sabemos que tenemos un equipo competitivo para ganar cosas.

Aún así, clasificar a los Playoffs lo más arriba posible no te garantiza llegar a la final, porque son partidos muy difíciles porque te puede tocar de visitante o local.

Maximiliano Moralez
Maxi Moralez en el partido frente a Orlando City / Douglas P. DeFelice/Getty Images

¿Cómo son los hinchas en cuanto a la presión con los jugadores?

Es un club joven, tiene siete años como franquicia en la MLS. Lo más cerca que estuvimos fue hace dos años, que clasificamos primeros en lo que es nuestra zona, pero normalmente siempre se llega a los Playoffs. Es importante poder llegar a la semifinal, porque nunca lo hemos logrado. Es un club que exige, que quiere ganar; sabemos que no es fácil respecto a otras franquicias.

Llegaste a la MLS hace cuatro años. ¿Qué diferencias notás desde tu llegada?

Cuando llegué, incorporaban futbolistas muy experimentados y hace dos o tres años comenzaron a traer gente joven, que tiene mucha proyección y que normalmente se iba directo a Europa.

Ahora, los chicos apuestan a que pasen por acá, es una liga mundialmente vista. Europa mira mucho la MLS porque sabe del potencial que tiene y cómo el jugador se puede mejorar. Los clubes apuestan fuerte porque invierten y se nota en la calidad con la que se vive.

Uno se piensa que es una liga fácil, pero Higuain lo dijo: él pensó que venía a jugar con un cigarrillo en la boca y le está costando. Es el pensamiento que tiene el sudamericano, que es una liga menor, pero yo estando acá noto que no es para nada fácil.

¿Cómo ves la llegada de los futbolistas argentinos jóvenes a la MLS?

Es por el crecimiento que tiene la liga. El económico es un factor muy importante. Hoy es muy difícil que un club europeo invierta y los de la MLS tratan de aprovecharlo. El caso de Barco, que llegó muy joven, pasó con Almirón, el paraguayo, que ahora está en Inglaterra.

A mí me ha tocado irme directo a Europa. En el pasado tuve ofertas para venir a la MLS, pero con el pensamiento que manejamos nosotros, veía que era una liga muchísimo menor. Era un fallo mío, porque hay que estar acá. Hoy es totalmente diferente, es muy competitivo, ayuda a crecer y a mejorar. Acá se disfruta, se vive como un deporte y termina ahí, porque no pasa a la vida cotidiana. Es un crecimiento para esos jóvenes: que si les toca dar el salto, no les cueste tanto.

"Higuaín lo dijo, él pensó que venía a jugar con un cigarrillo en la boca y le está costando. Los sudamericanos piensan que es una liga más chica pero desde acá les garantizo que no. No es nada fácil."

Maxi Moralez

¿Cambia la vida del jugador en Estados Unidos?

Es una vida muy relajada, podés hacer una vida normal, como salir a comer con tu familia si perdés. Es algo que en Argentina, y en Sudamérica, lamentablemente no se puede hacer. Los jugadores argentinos pueden tener una vida si les va bien, si no, te tenés que quedar encerrado en tu casa aguantando muchas críticas.

Acá eso no se vive, se termina cuando finaliza el partido, se queda ahí. Eso es lo que hace disfrutar y por lo que creo que muchos chicos vienen acá o aquellos que juegan en equipos grandes, que están saturados por la presión, por lo mediático, por la gente, por todo ese combo, que hace que en Estados Unidos lo puedas disfrutar.

A mediados de 2011, el enganche fue transferido al Atalanta por una cifra cercana a los 7 millones de euros y un contrato por cinco temporadas. Si bien el conjunto de Bergamo no vivía el presente que tiene hoy en día, supo mantenerse en la primera categoría del fútbol italiano. Moralez disputó 149 partidos y marcó 20 tantos en su estadía en la Serie A.

¿Qué diferencias notás de tu época en Atalanta a lo que es hoy?

A mí me tocó llegar en el año que ascendieron a la Serie A. Era un proceso de salvarse del descenso, porque es un club medianamente chico y competía para mantenerse. Los años que yo estuve se hicieron grandes campeonatos, terminar casi en mitad de tabla, peleando el 8° puesto.

Creo que la llegada Gasperini, que fue cuando me tocó irme y al 'Tanque' Denis también, fue una apuesta para poder pelear grandes cosas. Con eso e invirtiendo bien, con jugadores justos, lograron hace tres años jugar Champions League sin futbolistas de renombre, pero medianamente conocidos. Se logró hacer un gran equipo y con el 'Papu' siendo el capitán en su momento, y ahora sin él, están haciendo cosas increíbles y muy meritorias porque no es fácil mantenerse en el fútbol italiano en los primeros cinco puestos.

"Los hinchas de Bergamo son como los argentinos y ya pretenden seguir clasificando a la Champions."

Maxi Moralez

¿Puede mantenerse en el tiempo como un grande?

Yo creo que sí, porque con la estructura que tiene, cómo se maneja y si sigue por ese camino, de invertir, de vender bien, tiene muy buenas divisiones inferiores, tiene un combo perfecto. Mantenerse es difícil, más cuando tenés un poderío de cinco o seis equipos gigantes mundialmente. Por lo que conozco, permanecerá esa base y la ideología de mantenerse en Champions. La hinchada de Bergamo es complicada como las argentinas y ya pretenden seguir clasificando a UCL.

Maxi Moralez
Maxi Moralez jugó en el Atalanta cuando acababa de ascender a la Serie A / Giuseppe Bellini/Getty Images

'Frasquito' comenzó su carrera en las inferiores de Racing Club y debutó en 2005. Luego de su retiro como jugador, el "Cholo" Simeone se convirtió en DT del primer equipo y Moralez pasó a tener un rol fundamental en su esquema.

A mediados de 2007, fue traspasado al FC Moscú, donde jugó un año y volvió a 'La Academia'. Fueron momentos complicados para el club, ya que debió disputar la promoción frente a Belgrano de Córdoba en la puja por el descenso, pero el volante se hizo presente y marcó el tanto con el que el conjunto de Avellaneda se mantuvo en primera división.

¿Qué te genera ver cómo está Racing en estos momentos habiendo salido del club?

Satisfacción porque en mi etapa no se vivió nada de lo que se está viviendo ahora. En los últimos años ha ganado tres campeonatos y no es fácil. Ha tenido planteles competitivos, con una línea de juego. Eso marca mucho el trabajo de los directivos, de los cuerpos técnicos que estuvieron en su momento, los jugadores que están. Es un combo lindo.

Para uno que salió, que hace de hincha donde toque, siempre es bonito. Este Racing mira solamente cosas para mejorar y no para volver a lo que nos tocó vivir a nosotros, porque no fue una situación linda. Ojalá a futuro pueda llegar a instancias finales de Copa Libertadores, que no es fácil.

En enero de 2009, Vélez adquirió la ficha del jugador por una cifra cercana a los 2 millones de dólares, convirtiéndose en un refuerzo fundamental para el equipo de Ricardo Gareca. En su primer torneo, marcó el gol de la consagración ante el Huracán de Ángel Cappa, en un final con polémica.

En el 2011 fue fundamental durante el primer semestre, en el que volvió a conseguir el Clausura y arribó hasta las semifinales de la Copa Libertadores, instancia en la que terminó cayendo ante Peñarol, subcampeón en esa edición.

En Vélez te tocó divertirte en los festejos de los goles con Santiago Silva y el 'Burrito' Martínez. ¿Cómo los pensaban?

Era demasiada la confianza que nos teníamos. En ese momento, el 'Tanque' la metía con cualquier cosa, el 'Burrito' la descoció toda y yo acompañaba. Sabíamos que uno de los tres la metía. Obviamente tenía más chances el 'Tanque', porque era el que definía.

Antes de los partidos, muchas veces en la concentración o en el vestuario, tirábamos ideas y la que más nos gustaba la hacíamos. Incluso, teníamos dos o tres guardadas porque podíamos convertir varios goles. Era un equipo terrible, uno de los mejores que tuvo Argentina en los últimos diez años. Teníamos un equipo muy competitivo y le jugábamos a cualquiera.

Si se da la chance de volver al fútbol argentino, ¿te gustaría retornar a Vélez o a Racing?

Son dos clubes por los que tengo un aprecio muy grande. Racing me dio la posibilidad de hacerme conocido en el fútbol argentino, me soportó en las inferiores, en la pensión, me dio muchísimo. Vélez me permitió salir campeón dos veces, que no es fácil y estuve tres años en los que tuve una felicidad increíble.

Tengo una edad que estoy cerca del retiro y ojalá que tenga la chance de poder dejar el fútbol profesional donde empecé. Yo sé que Racing pelea cosas importantes, Vélez también y tenés que estar a la altura. Cuando uno pone la balanza y ve donde terminar su carrera, influye mucho la familia. Por suerte siempre me han abierto las puertas los dos, así que veremos para quien le sea útil en ese momento.

Velez Sarsfield's footballer  Maxi Moral
Maxi Moralez salió campeón en dos oportunidades distintas con Vélez / AFP/Getty Images

Teléfono para el 'Mago' Capria...

El 'Mago' fue compañero mío, hablé el año pasado, tengo una relación linda.

En 2007, mientras jugaba en Racing y siendo una de las figuras del plantel, participó en el Mundial Sub-20 disputado en Canadá, en el que Argentina obtuvo el título. Moralez fue titular en un equipo plagado de figuras, que terminaron convirtiéndose en estrellas a nivel mundial, como fue el caso de Sergio Agüero.

Si te nombro a Romero; Mercado, Fazio, Sigali, Insúa; Banega, Sánchez, Morález; Zárate, Agüero y Piatti... ¿qué recuerdos tenés de ese equipo?

Teníamos un gran plantel. En el banco estaban Di María, 'Papu' Gómez. Salir campeón del mundo, aunque sea Sub-20 es algo maravilloso. La experiencia de vivir un Mundial, más allá de la categoría, es algo inolvidable y más cuando te toca ganarlo. Es algo que tengo el recuerdo presente siempre porque me marcó muchísimo. Algo lindo que me tocó en mi carrera y lo voy a guardar para siempre. La carrera que hicieron todos fue linda. Jugaron en los mejores equipos del mundo, reconocidos mundialmente.

Fuiste compañero del 'Kun'. ¿Cómo viste su carrera y ahora su fichaje por el Barcelona?

Ha hecho una carrera excelente, sobre todo lo que hizo en Manchester. Ojalá pueda repetir ahora en el Barcelona. Ese Mundial marcó la carrera de muchos y yo mismo estoy muy contento con la que me tocó hacer.

Viéndote a vos mismo, ¿envidias tu carrera?

Sí, estoy feliz con la carrera que hice. Creo que no es fácil estar casi cinco años en un fútbol como el italiano y tener una regularidad importante. Envidiaría a quien hiciera una carrera así, no tendría que recriminarme nada porque di hasta lo último.

facebooktwitterreddit