Club León

Mauro Boselli: "Si León se mete en la Liguilla, es uno de los candidatos al título"

Diego Yudcovsky
Apr 1, 2021, 11:46 AM GMT+2
Entrevista exclusiva con Mauro Boselli
Entrevista exclusiva con Mauro Boselli
facebooktwitterreddit

Hace varios años que Cerro Porteño apuesta fuerte por la Copa Libertadores, que es un anhelo de la institución, ya que nunca logró conseguirlo. A comienzos de 2021, el conjunto paraguayo, enfocado en pelear el certamen internacional, contrató a Mauro Boselli. Luego de su gran paso por León en México, donde se convirtió en un ídolo de la institución y dos años en Brasil, el delantero argentino de 35 años apostó por un grande del fútbol guaraní y contó sus ilusiones en 'La Olla'. A su vez, explicó porqué se fue de Corinthians y dejó la puerta abierta a un posible retorno a 'La Fiera'.

¿Cómo transitas tus primeros días en Cerro Porteño?

Me encontré con un club grande, con una estructura muy linda y acostumbrándome a lo que estamos viviendo con la pandemia.

Juegan pocos equipos la liga paraguaya, ¿te sorprendió esa cuestión cuando llegaste?

Sí, es algo raro. La diferencia es que se juegan dos torneos ida y vuelta, a diferencia de uno largo como me ha tocado jugar en Brasil u otros lugares, pero no influye mucho. Intuyo que debe haber una explicación que no la sé de porque son únicamente 10 equipos los que disputan la primera división.

Te toca llegar a un equipo que está clasificado para disputar la Copa Libertadores. ¿Qué expectativas tienen teniendo en cuenta el nivel de argentinos y brasileños?

Siempre es muy grande, Cerro es un equipo que no consiguió ganar la copa y es uno de los objetivos grandes que tiene la institución. Estuve charlando con varios compañeros y les comentaba que tuve la suerte de ganar dos Libertadores. Con el paso del tiempo te das cuenta que no es para nada fácil y más hoy por hoy con el nivel de brasileños, de argentinos, y mismo siempre aparece un colombiano o ecuatoriano que se hace fuerte. Es un objetivo llegar a lo máximo, pero de ahí a ganarla, se tienen que dar una cantidad de factores.

Boselli marcó una etapa en León, donde permaneció durante cinco temporadas, más años que en cualquier otro club. Allí, se coronó en el Torneo Apertura 2013 y Torneo Clausura 2014, además de ser galardonado como el máximo goleador de la Liga MX en tres oportunidades. Además, es el segundo máximo goleador de la historia del club con 130 goles, a tan solo 6 de Dumbo López que cuenta con 136.

Te faltan seis goles para ser el máximo anotador del León... ¿No te dan ganas de pegar la vuelta para quedar como el histórico goleador?

Es una marca estadística que no deja de ser importante, pero uno tiene que ser consciente que el cariño de la gente no va a cambiar con seis goles más, seis goles menos. Siempre traté de retribuir el cariño que me daban adentro del campo, pero esos goles van a quedar solo en lo estadístico, porque el afecto que me demuestran es impresionante. Muchos me decían que vuelva, para poder decir que vieron al goleador histórico del club a sus hijos, pero no depende de mí, no lo tengo en mi cabeza. Siempre fui profesional por el equipo en el que estoy y eso es lo que estoy haciendo, dando el máximo en Cerro Porteño.

Mauro Boselli
Boselli se coronó en dos oportunidades con la camiseta de León. Es el segundo máximo goleador de la institución. | Jam Media/Getty Images

"Uno tiene que ser consciente que el cariño de la gente no va a cambiar con seis goles más, seis goles menos."

Mauro Boselli

¿Consideras al León con el que saliste campeón uno de los mejores equipos de la historia de la Liga MX?

Ese León daba gusto verlo jugar y era incisivo, vos sabías que te metía uno y después te metía cinco. Esa era la característica que le dio Gustavo Matosas al equipo. Pudo marcar una época de lo que tiene que ver con los equipos en el fútbol mexicano y estoy muy orgulloso de haber formado parte.

¿León puede meterse en la Liguilla esta temporada y volver a lograr el título?

Sin duda que sí, hace dos años viene siendo el mejor equipo de la Liga MX. Los números de esta temporada no marcan eso, pero es cuestión que vuelvan a conectarse y a agarrar ese fútbol que tenían hace dos o tres meses atrás. Si León se mete en la Liguilla, seguramente va a ser uno de los que peleen por el título.

¿Molesta que la afición del fútbol mexicano no reconozca a León como un grande?

No pasa por molestar, es una cuestión que pasa en todos los países del mundo. En México tenés dos equipos grandes que son América y Chivas, después están otros que tienen protagonismo como Cruz Azul y Pumas, y los que en estos últimos años volvieron a surgir a base de títulos y logros como Monterrey y Tigres. Es algo normal que no tenga tanto reflectores el equipo, pero todo se refleja con lo que puedan hacer dentro de la cancha. El fútbol de León habla por sí solo.

¿Sentís que hay argentinos que no se los reconoció tanto por haber estado en la Liga MX y no en una liga entre las cinco más importantes de Europa?

El argentino piensa o cree que la liga de México es inferior a muchas otras ligas y que lo que se hace allí no tiene tanto valor como si lo hicieras en Argentina o en Brasil. Eso hace que se desvalorice lo que uno puede hacer en la liga mexicana. Estoy en desacuerdo con eso, porque me tocó vivirlo, me tocó ver jugadores que han tenido niveles espectaculares y no han tenido la posibilidad de ir a la selección. Darío Benedetto en México tuvo buenas temporadas, quizás no la rompió como lo hizo en Boca y fue llamado a la selección cuando estuvo ahí. El hecho que para el argentino su liga o la de Brasil sientan que son de mayor nivel, hace que lo que uno haga en México, tenga que hacer el doble o triple que en otra liga. Hay jugadores de Colombia, de Ecuador, de Paraguay, de Chile que son llamados a sus selecciones tranquilamente y juegan en la liga mexicana. Por eso digo que existe un pre concepto para el argentino que si no estás jugando en Argentina, Brasil o Europa, no tenés nivel para la selección.

Dario Benedetto
Darío Benedetto tuvo su primera chance en la selección argentina en la previa al Mundial de Rusia 2018, ya con la camiseta de Boca Juniors. | Gabriel Rossi/Getty Images

"El argentino piensa o cree que la liga de México es inferior a muchas otras ligas"

Luego de su enorme paso por México, a comienzos de 2019 el argentino desembarcó en Brasil para jugar en Corinthians, con un contrato que lo ligó por dos temporadas. Si bien en 2019 disputó 44 encuentros con el conjunto de San Pablo, marcó 8 tantos y se coronó en el Campeonato Paulista, la pandemia provocada por el COVID-19 a partir de 2020 cambió los planes del jugador, en el que no tuvo muchos minutos y apenas completó un puñado de partidos.

¿Por qué creés que no lograste rendir en Brasil al igual que en México?

Soy muy autocrítico de mi situación, más allá que me tocó convertir goles, si lo analizás respecto a mi paso por México ni se compara. Yo creo que me dejé llevar, tenía dos propuestas de Brasil, una de ellas era de Corinthians y la otra no la preciso nombrar. Me dejé llevar por el equipo en sí, a un argentino cuando le dicen que te quiere River o Boca, por más que te quiera otro, vos no escuchás, vas a River o a Boca. En este caso lo mismo, cuando te llaman de Corinthians o de Flamengo, el resto de los equipos pasan a un segundo plano. Le preguntás a cualquier brasileño y te dicen que quieren jugar en uno de esos dos equipos. Yo sentí eso a la hora de tomar la decisión y quizás me equivoqué un poco porque no miré la forma de jugar que tenía el equipo, si el estilo de juego iba con el mío. Aún así, hoy me preguntás y lo volvería a hacer, porque Corinthians es un equipo magnífico, no solamente en su estructura que es espectacular, sino con su gente, con todo lo que mueve el club. Yo no encajaba en el estilo de juego de Corinthians y quizá por eso se me dificultó.

En el segundo año cambió el entrenador y llegó uno que me ayudaba mucho más a lo que podía hacer como delantero. Inicié muy bien, hasta antes de la pandemia tenía 6 goles en 11 partidos. Se pararon dos o tres meses y cuando vuelvo a jugar. al primer partido le ganamos el clásico a Palmeiras y en el segundo me fracturan la cara, que me llevó dos meses hasta que me puse bien. Eso me hizo perder mucho terreno y, cuando estaba para jugar de nuevo, sufrí una lesión en el tobillo. Esas dos lesiones no ayudaron y lo que opacó el segundo año, que yo creía que iba a ser muy bueno.

Boselli
Boselli festejando un gol frente a Guaraní en la fase previa a la Copa Libertadores 2020. | Miguel Schincariol/Getty Images

¿Te molestó la manera con la que Corinthians decidió no renovar tu contrato con la exposición de la reunión?

No fui consultado, no lo esperaba. Eso fue una formalidad para las cámaras, yo tres meses antes sabía que no iba a seguir en Corinthians por una cuestión que dejé de ser convocado a los partidos. Viéndolo después me da un poco de tristeza que lo hayan puesto en la televisión pero es parte de lo grande que es el club, tiene que vender para el afuera. No le di mucha importancia, hubiese preferido que no saliera a la luz, porque no tiene porque salir, pero la decisión ya estaba tomada hace bastante.

¿Cómo fue jugar con Luan?

Eso fue parte de cómo empezó el equipo en el segundo año que estuve en Corinthians. Él era el mediapunta, yo el delantero y realmente nos entendíamos muy bien. Es un jugador distinto, que tiene una calidad por encima del resto. No le está tocando jugar mucho, pero es un jugador que en cualquier momento puede levantar otra vez el nivel y ser el 'Rey de América' como lo llamaron cuando fue el mejor del continente unos años atrás.

¿Influyó jugar sin público en Corinthians?

Nosotros lo sentíamos y mucho. Si algo tiene la hinchada del Corinthians, es que podés estar perdiendo pero sigue alentando hasta el último minuto. Es una hinchada pesada, que te hace sentir el rigor cuando las cosas no salen bien, pero dentro de la cancha te apoyan desde el primer minuto hasta el '95, '96 que termina el partido. Se siente porque los equipos sabían que ir al estadio del Corinthians no era fácil ganar y al no tener hinchada, imagino que lo mismo le debe pasar a Boca. No es lo mismo jugar en la Bombonera con público que sin público. Se siente cuando no jugás con el apoyo de la hinchada.

Corinthians se asemeja mucho más a Boca y Flamengo a River en Argentina. Por la forma de jugar, el famoso "huevo, huevo, huevo" en la época de Giunta, Corinthians tiene esa ideología. Vos ves gente de Corinthians en todos lados, parece que salen de abajo de la tierra, es una cosa impresionante. Tiene mucha semejanza con lo que es el hincha de Boca.

¿Dónde te gustaría retirarte?

Obviamente en los dos equipos donde mejor me he sentido fueron Estudiantes y León. Hoy en día, por una razón o por otra, es difícil que se dé, más que nada en Estudiantes. Por ahí me llama mañana el presidente de León y lo escucharé sin problemas. El ideal sería uno de esos dos equipos.

facebooktwitterreddit