Fan Voice

Más humildad, por favor: las últimas actitudes de Cuti Romero y Dibu Martínez no contribuyen en nada

Gastón Hirschbrand
Cristian Romero, Harry Maguire
Cristian Romero, Harry Maguire / James Gill - Danehouse/GettyImages
facebooktwitterreddit

No quedan dudas que tanto "Dibu" Martínez como "Cuti" Romero se han ganado un lugar entre los 11 titulares de la selección argentina dirigida por Lionel Scaloni, teniendo actuaciones consagratorias en la Copa América 2021 obtenida en Brasil.

El guardameta que ahora milita en Aston Villa se ha adueñado del arco y el central del Tottenham es una fija en la zaga de la "Scaloneta", pero más allá de la facilidad que tuvieron para adaptarse al grupo tanto dentro como fuera de la cancha, yo creo que hay algo que revisar en sus actitudes recientes.

Hay una cosa que se llama "folklore" y otra muy distinta que se llama "sobrar y faltarle el respeto al rival". Una cosa es picantear a un contrincante, cosa que puede ocurrir tanto en un encuentro profesional como en un simple picado entre amigos, porque las revoluciones están a mil y muchas veces se hacen cosas sin pensar.

Pero yo creo que actitudes como las que ha tenido en reiteradas ocasiones el arquero y en esta última oportunidad el defensor, quien le festejó el gol en contra que había marcado Harry Maguire en su propia cara, ante la imagen del mundo, en el encuentro entre los Spurs y Manchester United en Inglaterra, no hacen otra cosa que restar. No son más "vivos", como muchos quieren pensar.

Scaloni está a tiempo de trabajar con ellos y sus personalidades de cara al Mundial de Qatar. No digo que pasen a ser benévolos, santitos ni nada por el estilo. No apunto a eso. Hay que ser guapos y no dejarse pasar por arriba. Pero hay actitudes que exceden al fútbol, que nada tienen que ver con el deporte en sí.

Las que están teniendo tanto "Dibu" como "Cuti" forman parte de esta última lista. No podés gritarle un gol en contra a un rival que se lo acaba de hacer en la cara, burlándote de su situación desafortunada. Hay que tener un poco más de tacto. Juguemos fuerte pero lealmente. Y vamos a ser campeones del mundo.

facebooktwitterreddit