90min

Manolo Sanchís: "No sé qué pasa con el Real Madrid que muchas de sus leyendas no se van como deberían"

Diego Yudcovsky
Manuel Sanchis levantando una de tantas Copas con el Real Madrid
Manuel Sanchis levantando una de tantas Copas con el Real Madrid / Shaun Botterill/Getty Images
facebooktwitterreddit

Tras una primera fase complicada, en la que consiguió dos empates en 0 y una goleada ante Eslovaquia, España logró avanzar a los octavos de final de la Eurocopa como segunda de su grupo, detrás de Suecia. El elenco de Luis Enrique sufrió muchas críticas, sobre todo por la falta de gol inicial, pero luego todo mejoró en el último encuentro. El 5 a 0 trajo cierto alivio y ahora "La Roja" se las tendrá que ver con la Croacia de Luka Modric.

En una entrevista exclusiva para 90min, conversamos con Manolo Sanchís, ex defensor de 'La Furia' y del Real Madrid, quien disputó 48 partidos con la selección española, entre los que se destacan los de la Eurocopa 1988 y el Mundial de Italia 1990. El histórico madridista opinó sobre la actualidad del conjunto de Luis Enrique, qué debe hacer para ganarle a Croacia, cómo encararía la negociación por Mbappé y porqué los ídolos de la 'Casa Blanca' se van por la puerta de atrás. Además, recordó a Diego Armando Maradona como jugador y la noche en Japón en la que Juan Román Riquelme se convirtió en estrella mundial.

¿Cómo vio a España en estos primeros tres partidos de la Euro? ¿Es candidata al título?

España está en un proceso de regeneración de plantilla. Ha habido una generación muy importante de jugadores españoles que vienen de los éxitos del 2008, 2010 y 2012, pero por edad ya están saliendo. De hecho, Busquets y Alba son los únicos.

Hay muchos jugadores nuevos y con futuro, eso tiene que empezar a encajar. Los dos primeros partidos han sido complicados, se preveía que podían ser mejores resultados. En el tercer partido las cosas empezaron a encajar, con un resultado de 5 a 0 que sirve para mejorar la moral de los jugadores.

Es una selección que todavía no ha dado todos los pasos como para demostrar seguridad y para ser previsible. Tienen calidad para llegar lejos, pero todavía no es fuerte y fiable como la que teníamos antes.

¿Qué tiene que mejorar la selección española de cara al partido contra Croacia?

Los equipos de Luis Enrique son muy eficientes a la hora de recuperar el balón muy rápidamente tras una pérdida y eso le permite jugar mucho tiempo en campo rival. Suelen ser equipos que le dejan poco margen de error a la defensa, defensivamente se arman bien y los rivales no suelen tener muchas ocasiones de gol. Lo que debe hacer el equipo es recuperar estas dos aptitudes lo antes posible.

Quitando este último partido contra Eslovaquia, le está costando llegar al gol y mueven el balón excesivamente de forma horizontal, cuando los equipos de Luis Enrique suelen ser mucho más verticales.

Luis Enrique ha sido muy criticado por la lista de convocados a la Euro y, por primera vez en mucho tiempo, no hay futbolistas del Real Madrid. ¿A qué se debe?

Ha influido que algunos de los jugadores, como el caso de Carvajal, han llegado a este período de la temporada lesionados. No creo que Luis Enrique haya tenido una fijación en no llevar jugadores del Madrid, aunque creo que alguno podría haber ido. Por ejemplo Asensio, Nacho, son jugadores que tranquilamente podrían haber estado en esta selección.

Es muy extraño que el Real Madrid no tenga jugadores en la selección. Son futbolistas que están acostumbrados a jugar partidos de alto nivel y tienen una gran competencia para ser titulares en el equipo. Lo mismo ocurre con el Barcelona, son las mismas circunstancias.

El equipo que finalizó la temporada del Real Madrid prácticamente no tenía españoles en su esquema titular. ¿Puede ser otra de las causas?

El Real Madrid tiene dos inconvenientes. Primero, tiene que respetar su historia, eso significa luchar por todo y conseguir jugadores de primerísimo nivel. Segundo, es un club al que todos quieren ir y con bastante capacidad para comprar. Cuando hay una plaza dentro de la plantilla a ocupar, no mira la cantera. Muchas veces ni siquiera mira al territorio español, sino al mundo. Eso, para los que salimos de la cantera, es un gran inconveniente. No solo tienes que competir contra el primer equipo, sino contra todos los del mundo que puedan ser comprados por el Madrid. Quitando a Sergio Ramos, Asensio, Nacho y Lucas Vázquez son jugadores que entran y salen, es complicado que el seleccionador se fije en jugadores cuando no tienen continuidad en sus equipos.

Sanchís surgió de la cantera del Real Madrid y disputó toda su carrera en la institución 'merengue'. Es el tercer jugador con más encuentros en el club con 710 y obtuvo 22 títulos, 16 nacionales y 4 internacionales, entre los que se destacan dos Champions League. También integró, para muchos, la mejor generación de canteranos de la historia del madridismo, conocida como "La Quinta del Buitre", compuesta por Emilio Butragueño, Miguel Pardeza, Míchel González, Rafael Martín Vázquez y nuestro entrevistado.

Usted es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales. ¿Llevaría a Mbappé al Real Madrid teniendo en cuenta el valor de su fichaje?

Partimos de la base que deportivamente el sí es rotundo. Mbappé es un jugador interesante para cualquier club del mundo. La segunda fase es si el jugador entraría bien en la plantilla actual. Sí, 100%. La tercera es si existen los recursos económicos suficientes para contratar al futbolista y eso es algo que desconozco.

El mundo del fútbol está sufriendo una crisis provocada por la falta de aficionados en los estadios, han caído parte de los patrocinios. Eso se irá recuperando, pero aquellos clubes que viven de lo que generan en el fútbol, no los que el dinero viene de un Emirato o planta petrolífera, tienen mayor dificultad para contratar. La cuarta circunstancia es que Mbappé está en un club como el PSG que tiene mucha capacidad compradora, no tiene incentivo a vender y donde la única opción sería que el jugador dijese públicamente "me quiero ir". Si no, creo que ni el Madrid ni ningún otro club podrá competir con PSG en la compra de Mbappé.

También hay que entender que no tiene una única posición a reforzar, yo creo que necesita en cuatro o cinco posiciones. No es lo mismo dejar disponible el dinero a un solo jugador que repartirlo entre cinco. No sé si el Madrid tiene la economía suficiente para contratar a Mbappé. Si el PSG no quiere vender, el único que puede romper este equilibrio es el jugador si lo dice públicamente.

¿Qué le pareció la salida de Zidane? ¿Qué diferencia podemos ver en el estilo de juego con Ancelotti?

Zidane está criado al lado de Carlo Ancelotti. Una de las decisiones acertadas por parte del club es haber buscado a un entrenador que vaya a seguir la misma línea de juego y filosofía que seguía Zidane. ¿Es bueno traerlo en una segunda etapa? Yo creo que añade un riesgo extra. Uno cuando llega nuevo a un club, todo lo que ocurre es por primera vez. Cuando llega como histórico, hay situaciones del pasado que recupera y situaciones estresantes que también.

Creo que Ancelotti es capaz de manejar el vestuario, pero llega en una situación mucho más exigente y, además, en la retina del madridismo, cuando se habla de Ancelotti, es la 10° Champions League. Por lo cual, cualquier cosa que sea bajar de eso, se va a sentir que no se están cumpliendo objetivos.

Zidane tuvo varios años muy exitosos como jugador, en los que se ganó el cariño de la afición. Luego una etapa súper exitosa como entrenador no es bueno que se vaya de una manera un tanto agria. Ese resquemor que demostró en la carta que envió, era una circunstancia que se desconocía para la gente fuera del club. Zidane no se calla cuando no cree que se debería callar y no es una persona que esté predispuesta al lío donde no hay que armarlo. Por lo tanto, creo que hubo algo que le hizo mal y tuvo los motivos suficientes como para esa despedida.

Zinedine Zidane
Zinedine Zidane es uno de los entrenadores más exitosos en la historia del Madrid. Salió luego de finalizada la temporada 2020/21. / Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images

Zidane, Ramos, Cristiano no se han ido bien del Madrid, mientras que Xaxi e Iniesta sí lo han hecho del Barcelona. ¿Hay diferencias en las despedidas a los ídolos entre ambos clubes?

Cada negociación es distinta y depende mucho del interlocutor que ponga cada club para negociar. En el Madrid están muy centradas en el presidente y también influye la personalidad del jugador. Hay algunos que ven con mucha más normalidad su final, otros a los que les cuesta más aceptarlo, que se niegan a la realidad. Yo creo que nunca se puede cometer el error de, por querer intentar resolver una situación a corto plazo, que es la salida del jugador... Cuando éste ha hecho los suficientes méritos a lo largo de su carrera para entrar en el Olimpo del madridismo, ni el jugador ni el club se pueden permitir que la salida no sea buena.

Me da cierta envidia cuando veo que otros clubes, jugadores que han entrado a ese Olimpo, salen de otra manera. No sé qué pasa en el Real Madrid para que últimamente haya habido muchos jugadores que, para lo que es el Madrid, no hayan salido como deberían. Y esto no es solo un perjuicio para el jugador, también lo es para el club. Me hubiese encantado que Zidane o Vicente del Bosque en su momento, Sergio Ramos, Íker Casillas, Raúl González, Luis Figo, Fernando Hierro, que yo creo que están todos en lo más alto del club, no hayan salido con el parangón que ha tenido su carrera.

"Me da envidia cuando veo que en otros clubes, los jugadores que han entrado en el Olimpo, salen de otra manera."

Manolo Sanchís.

¿Es correcto que a un jugador como Sergio Ramos se le haya puesto un tope de tiempo para resolver su futuro?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es todo lo que ha ocurrido a lo largo de la negociación. Cuáles han sido los pasos, las ofertas y contraofertas, el talante que han tenido las dos partes. Esto es solo una parte que ha salido pública, de todo el proceso de negociación. Si yo soy club y le digo a un jugador que estoy intentando resolver de cara a la temporada que viene, necesito que me digas si sigues o si no sigues, porque si no, voy a tener poco tiempo para que te sustituya, tanto en lo deportivo como en la impronta dentro del vestuario y el campo. ¿Ha ocurrido esto? No lo sé. Solo sé que ha llegado a la parte pública que hubo un momento en el que Sergio decidió aceptar y el club le dijo que ya no era posible.

Es un paso más de esa negociación, que de haber ocurrido, se tendría que haber quedado de puertas adentro. Lo que tendría que haber salido a la luz es que ha habido una decisión de no continuidad y, tanto el club como el jugador, con la bandera del Real Madrid detrás, comunicarlo al unísono y vendiendo madridismo. Eso se está perdiendo cada vez que tenemos la ocasión de despedir a un grande dentro del Madrid.

FBL-EUR-C1-CHELSEA-REAL MADRID
Ramos es una leyenda del madridismo. Con él, el Real Madrid obtuvo 22 títulos, siendo 4 de ellos la Champions League. / GLYN KIRK/Getty Images

Raúl González hoy es el entrenador del Castilla. ¿Eventualmente podría dirigir al primer equipo?

Él tiene muchos factores a su favor y alguno que todavía tiene en contra. A su favor es el respeto y cariño que le tiene la gente del club, sería alguien muy bien recibido; tiene un gran conocimiento de cómo funciona esta casa. Es una casa grane, prestigiosa, para muchos la más prestigiosa del mundo, pero al mismo tiempo es muy compleja. Cuando pasas mucho tiempo dentro, sabes que o te adaptas al ambiente o es difícil mantenerse mucho tiempo.

Lo que no tiene a su favor es que se encuentra en la captura de experiencia, cada año que pasa acumula más rol de entrenador. No sé si este año hubiese sido demasiado pronto. El vestuario del Madrid es un lugar donde confluyen 25 caracteres complicados, porque todos los grandes jugadores acaban teniendo una personalidad muy importante y para hacerlos jugar juntos, se necesita un gestor con mucha habilidad.

Yo creo que Raúl se está formando para ser algún día entrenador del primer equipo. Creo que es bueno que este año sea otro entrenador y que el momento en el que se decida que él lo sea, que fuera para una etapa muy exitosa. Raúl es uno de los grandes de la historia del club y si va a enfrentar esa etapa, merece que le salga bien.

Raul Gonzalez
Raúl González es el entrenador del Real Madrid Castilla, la filial del 'Merengue'. / Angel Martinez/Getty Images

¿Con qué otra generación de futbolistas se puede comparar a la 'Quinta del Buitre'?

Es complicado. Se sigue recordando como una gran etapa, no sólo por el fútbol y el Real Madrid, sino por la sociedad española. En los años '80, en España vivimos una revolución social en todos los ámbitos. Se dio con la llegada del PSOE al poder con Felipe González. En el deporte fuimos nosotros los que abanderamos esa revolución desde el mundo del deporte. Teníamos de especial que éramos muy jovencitos, de los cinco, cuatro éramos de Madrid. Los cinco tuvimos una muy buena carrera deportiva. Míchel, el 'Buitre' y yo sobre todo en el Real Madrid, Rafa parte en el Real Madrid y parte en Italia y Miguel parte en el Madrid y otra en Zaragoza. No es fácil encontrar una generación que haya podido reunir tantos componentes.

Antes hablaba que el Real Madrid es el equipo más importante del mundo. ¿Cómo puede ser que España tenga únicamente un campeonato del mundo?

Yo estuve en uno de esos proyectos fallidos para ganar un campeonato del mundo, en Italia '90. España ha tenido siempre una reunión de grandísimos jugadores, todos pretendidos por muchos clubes, jugando a un alto nivel y admirados por el mundo del fútbol. Difícilmente hemos llegado a conseguir un buen equipo. Hay una gran diferencia entre una buena plantilla y un buen equipo.

¿Por qué ocurrió lo del 2008, 2010 y 2012? Porque lo que hizo primero Luis Aragonés y luego Vicente del Bosque fue traer un sistema que en aquel momento era de éxito. Esa selección se nutrió mucho del Barcelona, que en aquel momento estaba ganando en todos los ámbitos y tenía un sistema de juego muy aprendido por sus jugadores. Alrededor, jugadores de un increíble nivel. Eso hizo que el trabajo estuviera prácticamente hecho, ya era sólo una gestión de talentos.

Brasil, Alemania e Italia, que son los que más títulos tienen, funcionan mucho mejor porque el juego colectivo lo tienen más afianzado a nivel país. En España encontramos equipos de primer nivel que juegan de forma radicalmente opuesta.

Nombraba el Mundial de Italia '90 y un actor principal fue Diego Maradona, al igual que en México '86. ¿Qué le generaba verlo jugar?

Tengo muy claro quiénes eran los dos mejores jugadores del mundo durante el tiempo que yo estuve como profesional. El número dos es Marco van Basten y el uno es Diego Maradona. Lo tengo clarísimo. No tuve la ocasión de ver a Pelé, tampoco a Alfredo Di Stéfano.

Sé que en Argentina hay una valoración altísima de Diego, pero yo no sé si es igual o mayor la de Riquelme. Porque también se le tiene arriba. Y, ahora mismo, con Lionel Messi. En el caso de Messi y Riquelme, ninguno de los dos llegó a ganar un Mundial. Yo no he conocido ningún jugador mejor que Maradona. Reconozco que me deja deslumbrado las carreras de Messi y Cristiano, con números impensables, pero como vi jugar a Maradona en el Mundial de México, nunca he visto jugar a nadie. Nadie ha llegado a ser tan excelso jugando al fútbol como Maradona durante ese mes. Es muy probable que no volvamos a ver nada igual.

Fernando Hierro en una entrevista que hicimos hace poco dijo que Maradona era un superhéroe...

Ja. Fernando es un Dios del Real Madrid. Tuve la suerte que hicimos pareja durante diez años y te voy a confesar que durante los partidos disfrutaba verlo jugar. Cuando él tenía el balón, era un espectador más.

Antes hablaba de Juan Román Riquelme y en la Intercontinental del 2000 usted estaba en la plantilla madridista. ¿Cómo lo vivió?

Creo que era un poco más favorito el Real Madrid que Boca en aquella final. Riquelme hizo lo que quiso. Yo estaba en el banquillo y cuando comenzó el encuentro vi cómo cogía la pelota, cómo manejaba el juego, cómo manejaba el tempo, cómo el equipo jugaba a su ritmo, cómo nos volvía locos. Era imposible quitarle el balón, intuir la jugada, hizo meter goles a Palermo, que era un buen goleador, pero Riquelme le ponía el balón para que remate.

Esto no lo sabe nadie, pero hubo un momento en el que le comenté a la gente que tenía alrededor en el banquillo: "Ojalá este jugador esté en la temporada que viene en la liga española porque no me lo quiero perder". Mi deseo fue que alguien en España, sea el Madrid, el Barça, lo fichase.

facebooktwitterreddit