Manchester United

El Manchester United pasó de ronda en la FA Cup sin Cristiano Ronaldo

Marcos De la Rocha
El United pasa de ronda sufriendo más de la cuenta
El United pasa de ronda sufriendo más de la cuenta / Clive Brunskill/GettyImages
facebooktwitterreddit

Partido de alto voltaje el que se disputó en el Teatro de los Sueños. El Manchester United se enfrentaba al Aston Villa, el club que acaba de fichar Philippe Coutinho y que no podrá estar en la siguiente ronda de la FA Cup.

Rangnick apostaba por Cavani en punta y prescindía de su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, que junto con Jadon Sancho no pudieron estar en el partido por unas molestias. ''No diría que están lesionados, pero están con algunos problemas musculares”, comentó el alemán.

Cristiano Ronaldo y Jadon Sancho se perdían el partido por problemas musculares.
Cristiano Ronaldo y Jadon Sancho se perdían el partido por problemas musculares. / OLI SCARFF/GettyImages

Intensidad y juego rápido fue lo que definió al partido. El Manchester United con Bruno Fernandes en la sala de máquinas sin duda fue quien empezó llevando las riendas del partido. McTominay empezaba probando suerte tras un rechace de Rashford y acabó encontrando el premio del gol minutos más tarde.

Se adelantaban los Diablos Rojos en el marcador pero no fue algo que incomodase al Villa. Watkins, el más protagonista arriba del conjunto visitante, estaba a punto de empujar un balón al fondo de la red en la salida de un córner y minutos más tarde estrellaba un balón en el larguero tras aprovechar un error garrafal de Lindelof. Apretaba arriba el Aston Villa y sufría el United que contrarrestaba como podía en busca del 2-0, que a punto estuvo de llegar al filo del descanso si Cash no hubiera despejado sobre la línea el disparo de Rashford.

Marcus Rashford, protagonista en el ataque red
Marcus Rashford, protagonista en el ataque red / Clive Brunskill/GettyImages

La segunda mitad arranca igual de intensa que la primera y a los cinco minutos teníamos el empate. Ings ponía las tablas en el marcador, pero el VAR apareció para impartir justicia y anular el gol. El equipo de Gerrard se lanzaba a por el empate en los peores minutos del Manchester, donde le costaba mucho controlar el partido. El equipo visitante supo aprovechar el daños que hacía por los costados, los ataques no cesaban y el conjunto de Ralf estaba más fuera del partido que nuca. La llegada del empate se respiraba en el ambiente y culpa de ello la tuvo Watkins, incansable todo el partido poniendo en apuros a Lindelof y a Varane. Pero no fue suficiente para forzar el empate y la prórroga. El United consiguió el triunfo sufriendo y estará en la siguiente ronda.

facebooktwitterreddit