90min
FC Barcelona

Los tres errores y dos aciertos del Barcelona contra el Granada

Miguel A. Sánchez
FC Barcelona
FC Barcelona / Eric Alonso/Getty Images
facebooktwitterreddit

El Barcelona salvó un punto en los últimos minutos tras ir todo el partido por debajo en el marcador debido al tempranero gol del Granada. Los culés lo intentaron una y otra vez, pero sin claridad ni síntomas de poder llevarse la victoria.

Los blaugranas han tenido partidos mejores, pero también peores. Hay dos aciertos que destacar:

1. Adelantar líneas

Frenkie De Jong
Frenkie De Jong / Eric Alonso/Getty Images

El Barcelona sintió el golpe del gol inicial del Granada, pero no quiso quedarse atrás y peleó por sacar el partido adelante. Los culés adelantaron líneas y dominaron durante todo el encuentro en campo rival.

2. La afición está comprometida

Memphis Depay
Camp Nou / Eric Alonso/Getty Images

No podemos mirar solo al césped. El fútbol se vive en las gradas y el Barcelona ha sabido transmitir a la afición que necesitan su apoyo más que nunca. Los culers animaron durante todo el partido y aplaudieron cada acción de su equipo, sin importar el resultado.

Sin embargo, estos se han visto empañado por los errores, más pronunciados:

3. Empezar dormidos

Domingos Duarte
Duarte / Quality Sport Images/Getty Images

El partido estuvo condicionado por los dos primeros minutos. El Barcelona estaba de lunes, se pensó que era día libre, y no saltó al campo concentrado. Lo pagó caro. Apenas había pasado minuto y medio de partido cuando Escudero centró y Duarte remató de cabeza en el segundo palo para adelantar a los nazaríes.

4. Sin ideas

Yusuf Demir
Demir / Quality Sport Images/Getty Images

No os hemos mentido en los aciertos. El Barcelona adelantó líneas y comenzó a atosigar a su rival, pero no encontró espacios ni ideas para llegar con claridad. La solución fueron los centros al área, uno tras otro, demasiados sin rematador.

5. Falta de acierto

Memphis Depay
Memphis / Eric Alonso/Getty Images

El Barcelona necesita gol. Los culés merodearon el área una y otra vez, pero no consiguieron mandar el esférico entre los tres palos dos veces. De hecho, también les costó en algún que otro momento de partido encontrar situaciones de disparo a portería. Sin efectividad, no habrá victorias.

facebooktwitterreddit