Selección Española

Los dos aciertos y tres errores en la clasificación de España a semifinales de los Juegos Olímpicos

Estefanía Ramos
Oyarzabal, máximo goleador de la selección Española en los Juegos Olímpicos
Oyarzabal, máximo goleador de la selección Española en los Juegos Olímpicos / Koki Nagahama/Getty Images
facebooktwitterreddit

La selección masculina ha tenido que nadar a contracorriente para meterse en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La Rojita comenzó mal en partido con un minuto fatídico en el que perdió a Mingueza por lesión y vio cómo en la acción siguiente Costa de Marfil se adelantaba en el marcador.

España consiguió empatar el encuentro a los 30 minutos y en el último minuto se desató la locura máxima. Un error de Eric García propició el gol de Gradel, ayudado por Vallejo, pero a los 3 minutos Rafa Mir, que acababa de saltar al campo, puso el empate y mandó el partido a la prórroga.

Dani Olmo, Marco Asensio
España clasificada para semifinales / Koki Nagahama/Getty Images

En los 30 minutos extras, un penalti transformado por Oyarzabal ponía a España por delante aunque el conjunto africano dio algún que otro susto y entre Unai Simón y Pau Torres le pusieron emoción al partido. Pero apareció Rafa Mir para sentenciar el pase a semifinales con un doblete.

La selección española se medirá en semifinales al vencedor del Japón - Nueva Zelanda el próximo martes 3 de agosto.

ACIERTOS

Sobreponerse a un desafortunado inicio

De los cuatro partidos que ha disputado hasta ahora la selección española en estos Juegos Olímpicos, en el de hoy los chichos de Luis e la Fuente tuvieron su peor arranque. Los primeros minutos fueron para echarse a temblar, no solo por la lesión de Mingueza y el gol de Bailly, sino porque España no era capaz de tener el balón y de trenzar jugadas, y cada acercamiento de Costa de Marfil al área se convertía en una jugada de peligro.

Rafa Mir
España se mete en la pelea por las medallas / Koki Nagahama/Getty Images

Afortunadamente para La Rojita esos minutos acabaron pasando y le cogió el pulso al partido sin bajar los brazos hasta que Dani Olmo empató en una jugada en la que mostró ser el más listo de todos.

La entrada del 9

Con el agua al cuello, perdiendo en el descuento, Luis de la Fuente dio entrada a Rafa Mir en el minuto 92 y en su primera intervención anotó el gol que forzaba la prórroga en una jugada de delantero puro. Mir peleó el balón en el área pequeña y no paró de pelear hasta que consiguió enviar el balón al fondo de la red.

Además, su entrada le dio frescura al equipo y eso se notó, sobretodo en la prórroga sentenciando el partido de forma definitiva con dos goles. Con un killer en el campo, España sufre menos.

ERRORES

Titularidad de Mingueza

El lateral español sufrió una lesión muscular en el primer partido ante Egipto que le obligó a retirarse del terreno de juego y a perderse los dos partidos siguientes. Tras la ausencia de Óscar Gil por sanción, Mingueza, que había completado 3 entrenamientos, fue titular pero sólo duró 8 minutos sobre el campo.

El jugador recayó de su lesión y a falta de las pruebas médicas, puede perderse lo que resta de torneo. Sin haber disputado un minuto desde su lesión, poner a Mingueza de titular en unos cuartos de final fue un riesgo que se podría haber evitado.

Fallos defensivos

En los tres partidos anteriores la selección española se había mostrado sólida en defensa y prácticamente no le habían creado ocasiones de peligro, a excepción del gol de Argentina, pero en los primeros minutos de juego Costa de Marfil rondó las inmediaciones del área de Unai Simón y cada llegada suponía una ocasión de peligro.

A los 10 minutos en la salida de un corner, Eric García pierde la marca del delantero y el resto de jugadores defendieron mal el balón lo que acabó en el gol de Bailly. Toda la solvencia y la efectividad de La Rojita se cayó en los primeros minutos y hasta que no pasó el minuto 20 no se recuperó del golpe.

Kouadio-Yves Dabila
Costa de Marfil pudo eliminar a España / Koki Nagahama/Getty Images

Los errores defensivos se vieron aún más en el minuto 90 con el gol de Gradel que en ese momento dejaba a España fuera de Tokio 2020. Todos los balones que llegaban, incluso al área pequeña, fueron rematados por los jugadores marfileños. España no acertaba a despejar la pelota, la defensa no tenía jerarquía y cada llegada del rival se acabó convirtiendo en una penitencia.

Ausencia de rematador hasta el último minuto

Cuarto partido de España sin jugar con un 9 puro, y aunque no le ha dado mal resultado al equipo ya que se ha clasificado para las semifinales y está en la lucha por las medallas, esta selección sigue desaprovechando muchas ocasiones y no cierra los partidos.

Rafa Mir
Rafa Mir selló el pase a semifinales / Koki Nagahama/Getty Images

Los centros laterales, en su mayoría de Miranda desde el costado izquierdo, se paseaban por el área de Costa de Marfil porque no había jugadores en el área para rematar. En un equipo que tiene problemas de cara a gol, como le pasa a esta selección, el 9 es necesario.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!   

facebooktwitterreddit