Chivas de Guadalajara

Los cinco errores de las Chivas de Guadalajara en su empate a 0-0 ante el Pachuca

Mauricio Gasca Bobadilla
Chivas consiguió un penal que no pudo convertir Alexis Vega.
Chivas consiguió un penal que no pudo convertir Alexis Vega. / Jam Media/GettyImages
facebooktwitterreddit

Este sábado en el Estadio Akron, Chivas igualó sin anotaciones frente a Pachuca, pese a tener un hombre de más todo el segundo tiempo, en duelo correspondiente de la Fecha 6 del Torneo Apertura 2022 de la Liga MX.


El Rebaño está metido en una profunda crisis, por lo que han aparecido los reproches hacia la directiva encabezada por Ricardo Peláez, además de poner en la cuerda floja el trabajo del técnico Ricardo Cadena, que suma cinco puntos de 18 posibles.


Aquí están los cinco errores del Guadalajara en el duelo:

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!


ERRORES

No aprovechar el hombre de más


Antes de culminar la primera parte del duelo, el colombiano Óscar Murillo, pilar de la defensiva hidalguense, se fue expulsado por una entrada a la rodilla de Sebastián Pérez Bouquet.


Dicha ventaja debió ser aprovechada en el segundo tiempo, sin embargo, los rojiblancos se desacomodaron de manera garrafal, mientras los Tuzos se acomodaron mejor con diez elementos.


Pese a la minoría de hombres, los visitantes le movieron la pelota como quisieron al Rebaño, aunque afortunadamente no pudieron crear nada de peligro, pero al menos hacen ver la triste realidad de los rojiblancos que dejaron ir una gran oportunidad de vencer.


Otro penal fallado, ahora Vega


¿Qué se puede esperar de un equipo si hasta su mejor hombre falla? Si bien Alexis Vega había anotado un penal fechas anteriores, luego de que Cristián Calderón errara, hacia pensar que todas las penas máximas deben ser cobradas por el atacante.


No obstante, Gru quiso ponerle demasiada fuerza a su remate que estrelló la pelota en el travesaño, ante la mirada incrédula de sus compañeros y aficionados, que seguramente sufrieron un dejavú al ver cómo se escapaba otro triunfo más.


La pena máxima vino en el minuto 73 por una mano de Mauricio Isais y aunque más adelante hubo una acción similar, esta vez el árbitro Adonai Escobedo y el VAR dijeron no. Deben empezar a prácticar desde el manchón penal.


El Estadio Akron sigue sin pesar


Tal parece que el Guadalajara debe ir pensando en cambiar el sobrenombre de su inmueble, pues es todo menos una Fortaleza. Si bien sólo han perdido un juego, tampoco saben aprovechar para sacar tres puntos.


Eso no es todo, ni siquiera un gol han podido anotar como locales, por lo que el penal de Vega era de suma importancia. Poder perforar las redes se les está complicando todavía más y ni el cobijo de su gente funciona.


Más adelante los jugadores no pueden culpar a su afición si deja de ir a mostrar su apoyo.


Nuevamente nada de peligro al arco


Hay pocas cosas que rescatar de Chivas en este partido, quizá nuevamente dejar su arco en cero, pero nada más. Todo el trabajo depende de lo que haga Vega y cuando él también falla, parece que no se puede esperar más del resto.


En el primer tiempo el Rebaño no generó nada de peligro, mientras los Tuzos al menos tuvieron un disparo del argentino Nico Ibáñez que pasó rosando el travesaño, más adelante un cabezazo de Santiago Ormeño sin dirección y un disparo más de Vega que el argentino Óscar Ustari desvió.


Si se pudiera rescatar a algunos futbolistas serían los canteranos atrevidos Sebastián Pérez Bouquet y Pável Pérez, así como los arribos constantes de Carlos Cisneros, pero Roberto Alvarado y el resto no pesan ni están a la altura del compromiso.


Tampoco se puede olvidar que no aprovechan la táctica fija, pues los cobros libres los volaron, los tiros de esquina a las manos del arquero o simplemente al área sin encontrar ningún compañero.

Antonio Briseño
Antonio Briseño reclamando al silbante. / Refugio Ruiz/GettyImages

Los cambios de Ricardo Cadena


Se debe ser sincero, no todo es culpa del técnico, pues él no cobra los penales, él no está corriendo en el campo, ni manda centros ni comete faltas, pero sí se encarga de escoger a los mejores once y a sus relevos.


En esta ocasión decidió sentar a Cristián Calderón e Hiram Mier, lo cual no generó ningún inconveniente, mas en el complemento hizo movimientos poco satisfactorios, ya que sacó a Jesús Chiquete porque tenía una amarilla para meter a Miguel Ponce, que en menos de cinco minutos se pintó de amarillo.


Decidió cambiar su línea de cinco, lo cual le costó salir a Cisneros, quien era uno de los que más avanzaba, entrando en su lugar Ormeño, pero sí el delantero ingresó para recibir centros, el Charal ya no estaba para hacrlo y eso que era el único que lo estaba intentado realmente.


Asimismo, se tardó demasiado en mandar a Isaác Brizuela, que es un tipo encarador, dándole apenas siete minutos más lo añadido, sin que pasara nada extraordinario.


Para más de Mauricio Gasca, ¡síguelo también en Twitter como @Melocrab!

facebooktwitterreddit