LaLiga

Lemar dinamita al Cádiz y permite al Atlético de Madrid olvidar su semana negra de Champions

Pablo Falcones
Lemar
Lemar / JORGE GUERRERO/GettyImages
facebooktwitterreddit

El Atlético de Madrid llegaba al Nuevo Mirandilla después de un apurado triunfo contra Osasuna en casa (1-0) y sobre todo una derrota muy dura en Champions contra el Milan (0-1). En el estadio gaditano, apareció la magia de un Lemar excelso para darle una victoria clave en la carrera por la liga y sobre todo, en el aspecto moral de la tropa (1-4)

Le costaba a los rojiblancos hilvanar jugadas de ataque al inicio. El más clarividente era Lemar, quien conectaba bien con Llorente por la banda derecha, algo que no conseguía hacer De Paul. Los problemas en la salida de balón de los rojiblancos sirvieron al Cádiz para generar sus primeras oportunidades de gol, por medio del Pacha Espino y de Salvi.

La primera clara del Atlético de Madrid la tuvo Suárez. Al uruguayo le cayó un balón dividido delante de Ledesma, pero mandó alto un gol que no suele perdonar. La primera parte terminó sin apenas ocasiones, y con un Cádiz que había igualado mucho la balanza en relación con el comienzo del encuentro

No podía ser otro que Lemar. Tras sendos cabezazos de Savic y de Alex Fernández en cada una de las porterías que lamieron el poste, el ex del Monaco no falló. Mandó al fondo de la red un testarazo perfecto después de un servicio exquisito de Carrasco.

Lemar estuvo a punto de sentenciar el partido cinco minutos después. Tras otro nuevo servicio de Carrasco, se quedó sólo a la contra delante de Ledesma. En esta ocasión el argentino le ganó la partida al atacante rojiblanco, pero eso fue sólo la premonición de lo que estaba a punto de acontecer al poco.

FBL-ESP-LIGA-CADIZ-ATLETICO MADRID
FBL-ESP-LIGA-CADIZ-ATLETICO MADRID / JORGE GUERRERO/GettyImages

Porque el francés se inventó un pase genial a Llorente, que sirvió en bandeja el 0-2 a otro galo, Griezmann. Thomas dejó su sitio a Correa, quien apenas 3 minutos después de entrar marcaba también su tanto. Lo que parecía que iba a ser un partido sufrido se convertía en un paseo triunfal para el equipo rojiblanco.

Un churro del Choco Lozano, en un centro que se envenenó tras golpear en Carrasco, rompió la imbatibilidad de un Oblak que casi se deja algo más que el alma contra el palo en esa jugada. Apenas unos segundos después, Cunha aprovechaba un servicio exquisito de Griezmann para cerrar la goleada. El brasileño llevaba pocos minutos en el campo, pero le dio para marcar y asistir.

Al final, goleada rojiblanca para seguir con paso firme en la liga a la espera de lo que ahora haga el Real Madrid. Hoy el héroe fue 'Súper Lemar'.

facebooktwitterreddit