FC Barcelona

Las palabras de Bartomeu ya no engañan a nadie

Josep María Bartomeu
Josep María Bartomeu / Quality Sport Images/GettyImages
facebooktwitterreddit

Josep María Bartomeu ha concedido una entrevista en la que ha intentado lavar algo su imagen después de varios años en los que se le ha acusado de una gestión fatal e irresponsable de las arcas del club.

"El club no tiene riesgo de disolución y es viable con muchos recursos. Sin Covid habría perdido sólo 50 millones en la 2020-21”. Con estas declaraciones deja entrever que en caso de no haber existido la pandemia el déficit del club habría alcanzado valores normales, cuando realmente la crisis financiera había comenzado a elaborarse de forma previa a la llegada del virus. La gestión del expresidente del Barcelona desde el momento en el que asumió el cargo ha dejado mucho que desear, pero los fichajes y sueldos que fue pagando en las últimas temporadas para intentar mantener a todo el mundo contento sin importar las consecuencias que eso podría acarrear, fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia de todo el club.

No todo iban a ser críticas para el expresidente del club culé, pues hay unas palabras muy ciertas en su entrevista cuando analiza que el resto de equipos grandes del mundo llegaron a estar en una situación muy similar por culpa de la pandemia, pero ellos pudieron reequilibrar el capital a través de ampliaciones del mismo o préstamos por parte de los accionistas, circunstancias imposibles en can Barça porque el club no es una SAD.

Sobre la masa salarial achacó la culpa a que al inicio de su mandato el club alcanzó muchos ingresos lo que provocaba que las exigencias de los jugadores aumentasen. Hay que tener pocas luces para alcanzar esas cifras de sueldo de algunos futbolistas porque el club haya aumentado esa temporada los ingresos obtenidos, cuando en cualquier momento la situación podría haberse dado la vuelta. Además esto no es del todo cierto pues la gran mayoría de los jugadores que cobraban cantidades desorbitadas fueron fichajes de los últimos años como Griezmann, Pjanic o Coutinho. Futbolistas a los que se le pagaba un sueldo estratosférico y que en ningún momento llegaron a ser importantes para el equipo. Además es injustificable, pues estos jugadores llegaron cuando el club comenzaba a entrar en crisis.

Lo que está claro es que la gestión de Bartomeu es una de las peores de la historia, y aunque con este tipo de entrevistas intente limpiar su nombre, quedará por siempre marcado en la historia del Barça.

facebooktwitterreddit