Fútbol Femenil

Las futbolistas de la selección juvenil de Afganistán debieron refugiarse en Portugal

Anuka Fernandez Fuks
Khalida Popal, ex capitana de la selección afgana
Khalida Popal, ex capitana de la selección afgana / DANIEL LEAL-OLIVAS/Getty Images
facebooktwitterreddit

Hace dos semanas, los talibán dieron a conocer algunas medidas, entre ellas la prohibición de la práctica de cualquier deporte que exponga los cuerpos de las mujeres. "Es posible que se enfrenten a una situación en la que su rostro y cuerpo no estén cubiertos. El Islam no permite que las mujeres sean vistas así. Es la era de los medios y habrá fotos y videos, por ende la gente las verá”, dijo el vicejefe de la Comisión Cultura Ahmadullah Wasiq al medio australiano SBS News. Después del anuncio del Gabinete conformado por los talibán, donde no hay ninguna mujer, las mujeres afganas volvieron a manifestarse en las calles de Kabul.

Por su parte, el domingo pasado las 26 jugadoras y 54 familiares de la selección juvenil femenina de fútbol afgana cruzaron las fronteras y después de ser refugiadas en Pakistán, llegaron a la ciudad de Lisboa en Portugal. Las futbolistas de entre 14 y 16 años junto con sus familias fueron trasladadas por la organización Operation Soccer Balls.

"¿Podrán volver a jugar a fútbol? No lo saben", se lamentó la jugadora Khalida Popal a en la conferencia que dio en el congreso World Football Summit en Madrid el jueves. Ella fue la encargada de fundar la selección femenina de fútbol en Afganistán en 2007. La primera vez que se fue de su país tenía 9 años. Antes, jugaba a la pelota en el patio de su casa bajo la mirada atenta de su madre, que era profesora de educación física, y sin gritar los goles para no llamar la atención. Después, se fue y volvió muchas veces. En 2011 recibió amenazas de muerte y desde entonces, se refugió en Dinamarca.

"El fútbol es una herramienta de empoderamiento muy poderosa. Cuando una mujer afgana disputa un partido, no lo hace sólo por el resultado, lo hace también porque pelea junto a sus compañeras por su derecho a jugar a fútbol”, señaló al diario español Marca la actual capitana Shabnam Mobare. Ella fue una de las jugadoras que integraba el equipo en 2018 cuando las futbolistas de la selección denunciaron al presidente de la federación, Keramuddin Karim, por abusos sexuales cometidos entre el 2013 y ese año.

facebooktwitterreddit