Copa América Femenina

Las claves de la victoria de Brasil a Argentina en el primer partido de la Copa América Femenina

Anuka Fernandez Fuks
Brazil v Argentina - Women's CONMEBOL Copa America 2022
Brazil v Argentina - Women's CONMEBOL Copa America 2022 / Gabriel Aponte/GettyImages
facebooktwitterreddit

En Armenia, en el primer partido que disputaron ambas selecciones por el grupo B, Brasil hizo pesar la solidez de su juego y su historia con siete copas en su haber. La verdeamarela y la albiceleste comenzaron su camino en esta novena edición con un clásico y las de Pía, que son las favoritas a quedarse con el trofeo, se impusieron por 4 a 0 ante Argentina, con goles de Adriana (2), Bia Zaneratto y Debinha Acá analizamos algunas claves del resultado.

Argentina, en busca de una identidad de juego

El equipo dirigido por Germán Portanova salió con un once titular que evidenciaba un esquema no destinado a la tenencia de pelota. La ausencia de Estefanía Banini, la figura del conjunto nacional a la hora de conducir el balón daba cuenta de ello. La jugadora del Atlético de Madrid recién ingresó a los 15 minutos del segundo tiempo cuando el conjunto de pía ya ganaba por 2 a 0.

Hasta los 27 minutos de juego, Argentina no incomodaba al rival pero tampoco lo dejaba desplegar todo su juego. El objetivo se cumplía parcialmente, Brasil no lograba imponer su forma ni generar riesgos en el arco defendido por Vanina Correa.

Florencia Bonsegundo, otra de las piezas claves en la generación de juego asociado, casi no tocó la pelota en el primer tiempo. Cuando ingresó Banini, se pudieron ver algunos intentos de generar volumen de pases por el lateral izquierdo, pero que no tuvieron mayor despliegue.

Yamila Rodríguez fue la jugadora, que durante la primera etapa, más contacto con la pelota tuvo de mitad de la cancha hacia arriba pero tampoco pudo desequilibrar a las rápidas defensoras brasileñas.

La ocasión más clara de Argentina fue un remate de larga distancia de Romina Núñez en el primer tiempo.

Después del partido, el entrenador de la albiceleste, Germán Portanova habló en conferencia de prensa y dijo: “El torneo, para nosotros, arranca el martes”. El director técnico enfatizó que el objetivo de su ciclo: es construir una identidad de juego.

Brasil, recambio generacional y potencia

Las brasileñas se encuentran en un momento donde las jugadoras históricas y referentes de la selección empiezan a hacerle lugar a las nuevas generaciones. Brasil vive ese momento de recambio donde se fusionan en la cancha trayectoria y potencia de juventud. Las de Pía están buscando una nueva dinámica de juego con un plantel que tiene ocho jugadoras en equipos de primer nivel de Europa y tres en Estados Unidos.

El planteo que hizo Portanova provocó que el juego de las brasileñas no haya sido vistoso, pero as dirigidas por Pía fueron ordenadas tácticamente y aprovecharon las situaciones de contrataque que habilitó Argentina cuando fue a buscar el partido más arriba.

El quiebre llegó al minuto 27 de juego cuando Argentina que estaba aguantando el ritmo y las marcas, no pudo contener a Adriana, que apareció sola por el costado derecho para marcar el primer tanto en una jugada de tres toques.

Después de eso, Brasi dominó todo el partido, fue incisivo en ataque, jugó a la presión alta, buscó pases en profundidad para dejar en evidencia la distancia entre las velocidad de sus jugadoras y las argentinas y resolvieron efectivamente de cara al arco.

La selección brasileña se apoyó, desde el comienzo, en Bia Zaneratto y en Adriana que fueron dueñas del mediocampo y ataque de Brasil. Velocidad, potencia y capacidad de filtrarse entre las defensoras argentinas, ninguna de las dos falló cuando tuvo la posibilidad de definir.

Brasil ya sabía que tenía dominado el juego y Pía decidió que algunas jugadoras claves del equipo se fueran a descansar al banco de suplentes. Y ahí entre sus reemplazos también tenía figuras potentes como Debinha para que terminar de zanjar el resultado del partido.

¿Cómo sigue el recorrido de ambas selecciones en esta Copa?

El próximo compromiso de las dirigidas por Portanova tendrá lugar el el martes 12 de julio ante Perú por la segunda fecha del Grupo B. Luego, será el turno –el viernes 15– de enfrentar a Uruguay en la tercera presentación. Tras quedar libres en la cuarta fecha, disputarán el último partido con Venezuela el jueves 21. La albiceleste ahora sí tiene que salir a buscar los tres puntos en cada partido para asegurar su pase a la fase final.

Brasil por su parte enfrentará a Uruguay el martes 12; a Venezuela el 18 y cerrará la ronda de grupos contra Perú el 21.

facebooktwitterreddit