La violencia en el futbol mexicano y sus repercusiones

Fernando Falah
Tigres UANL v Monterrey - Final Torneo Grita Mexico A21 LIga MX Femenil
Tigres UANL v Monterrey - Final Torneo Grita Mexico A21 LIga MX Femenil / Hector Vivas/GettyImages
facebooktwitterreddit

En las últimas semanas ha sonado en redes muy fuerte el tema por el cual atravesó el equipo femenil de las Rayadas de Monterrey durante su visita al Estadio Azteca cuando enfrentaron al América. Pues Eva Espejo, la directora técnica de las visitantes, denunció violencia verbal por parte del técnico inglés Craig Harrington hacia sus futbolistas.

Dicho suceso desató una ola inmensa de molestia y comentarios tanto de medios independientes como de periodistas, reporteros e incluso jugadoras de futbol quienes se pronunciaron al respecto en contra de la agresión verbal en el deporte.

Si bien la liga actuó debidamente sancionando al técnico azulcrema por tres encuentros, la discusión fue más allá, por el simple hecho de que hoy el protagonista fue Harrington, pero mañana podría ser alguien más, y es justo lo que se quiere evitar.

Cantidad de espacios, comentarios y podcasts se hicieron en base a este tema, pero sin duda, el que más repercusión y peso tuvo fue el espacio de Twitter organizado por "La Barra Feminista" en donde se le dio espacio a grandes medios independientes encabezados por mujeres que han seguido y apoyado al futbol femenil desde tiempo atrás como lo son Diosas Olímpicas, Campeonas MX, Cancha y Aparte, Futbolera, Cambio de cancha y Te Cuento de Fut Femenil.

El tema del foro, más allá de cubrir la situación de Harrington, resaltó y destacó la importancia de estar informado y de las repercusiones que pueden traer este tipo de gestos que tristemente se han normalizado en el deporte actual. Por lo cual, se tocaron temas como la aplicación de protocolos anti-acoso y establecer mejores reglas ante la violencia de género para evitar que se sigan incurriendo en estas acciones que únicamente manchan el deporte.

El objetivo principal del foro fue crear conciencia y abogar tanto por los jugadores y jugadoras que constantemente son acosados por aficionados, por medios e incluso por elementos de las mismas instituciones para las que trabajan como ha sido el caso de Harrington.

Sin duda, ante situaciones como estas se abre y se expande el panorama para hacer reflexión y realmente preguntarnos si se están implementando las medidas correctas por parte de la liga y si es suficiente.

facebooktwitterreddit