90min
FC Barcelona

La única razón por la que Roberto Martínez podría fichar por el Barcelona

Miguel A. Sánchez
Roberto Martínez
Roberto Martínez / Isosport/MB Media/Getty Images
facebooktwitterreddit

Robert Martínez es el nombre que suena con más fuerza para llegar al Barcelona. El fichaje no será fácil, pues los culés tendrán que pagar traspaso a la Federación de Bélgica para que deje salir al técnico español y, además, tendrá que convencer al entrenador para que abandone a los belgas y pierda la oportunidad de dirigir a esta selección en un Mundial. Laporta tendrá complicado convencerle, pero solo existe una razón para hacerlo: dirigir al propio Barcelona.

Ficharlo será una partida de póker y el Barcelona tiene que saber jugar sus cartas. En la perspectiva actual, su única carta válida para conseguir la victoria es la historia. Los culés tienen que ampararse en el bagaje de su historia para convencer al técnico de llegar al Camp Nou. El Barcelona es un equipo de reconstrucción, pero un club del top europeo con suficiente capacidad para resurgir de sus cenizas y volver a ser campeonísimo. Tal vez este sea el mejor momento para apostar por el club y hacerlo crecer a su imagen y semejanza.

Roberto Martinez
Roberto Martínez / BSR Agency/Getty Images

La otra razón por la que Robert Martínez podría decidirse por el Barcelona se ampara en el mismo lugar: la historia. Sin embargo, no hablamos de historia gloriosa, sino futbolística. Un estilo. Robert Martínez siempre ha jugado al ‘tiki – tiki’, como dijo Koeman, en sus equipos. Se ha convertido en un buen entrenador en la Premier League, pero esto no ha impedido que sus equipos practiquen un fútbol rápido, de asociación y balón raseado, mucho más común en territorio Liga que en Premier, sobre todo en Can Barça, donde alzan la bandera de la escuela cruyffista.

Sin embargo, existe un pero en el que el Barcelona tendrá que ceder. El sistema. Laporta ha cargado contra Koeman por no jugar con un 1-4-3-3 y Robert Martínez tampoco utilizará este sistema. El técnico es mucho más partidario del 1-3-4-3, una línea defensiva inamovible en sus esquemas de juego. Exigirá que nadie interceda en su idea. El Barcelona no tendrá otro remedio y, si quiere ficharle, deberá aceptar. Así podrían dibujar un futuro con Robert Martínez.

facebooktwitterreddit