90min

La UEFA no debería haber cedido y los partidos de octavos de final tendrían que disputarse en campo neutral

El Nápoles no quiere jugar la vuelta de octavos en Barcelona por los rebrotes de Coronavirus
El Nápoles no quiere jugar la vuelta de octavos en Barcelona por los rebrotes de Coronavirus | DeFodi Images/Getty Images

La fase final de la Champions League se jugará en Portugal, pero los cuatro partidos de vuelta de octavos que aún quedan por disputarse se jugarán en los estadios originales. La presión de Manchester City, FC Barcelona, Juventus y Bayern de Munich fue determinante para que la UEFA cediera, pero a algunos parece que se les ha olvidado que aún hay una pandemia que asola al mundo.


Si la UEFA decidió que cuartos, semifinales y final se jueguen en una única sede, debería haberse impuesto para que los partidos de octavos también se jugasen en Portugal en campo neutral. A todos los equipos les gusta jugar en su estadio, pero en estos momentos eso tiene más consecuencias negativas que beneficios. Cuantos más restringidos estén los viajes, el riesgo de que el virus se esparza es menor, y es que el Nápoles tiene que viajar a una ciudad como Barcelona que es de las más afectadas por los rebrotes. Y además jugándose los partidos sin público ninguno de los cuatro equipos que juega como local obtendrá un beneficio económico por la venta de entradas.

Olympique Lyon v Juventus - UEFA Champions League Round of 16: First Leg
La vuelta del Juventus - Lyon se jugará en Turín | RvS.Media/Monika Majer/Getty Images

Puede que desde el punto de vista deportivo sea más atractivo e incluso más justo jugar en los estadios de cada equipo, pero una vez más debe ser la salud la que se anteponga a los intereses particulares ya sea de las personas o en este caso de los clubes. La UEFA debe obrar en consecuencia y si en su momento creyó que la sede única era la mejor opción no hay ningún motivo para cambiar el criterio respecto a las eliminatorias de octavos.

Esta disparidad lo que demuestra es que el máximo organismo del fútbol europeo ha cedido a la presión cuando se tendría haber impuesto. Ahora es el Nápoles el que presiona para no ir a Barcelona por razones sanitarias, y los cuatro clubes donde se jugarían los encuentros están mandando continuamente informes actualizando la situación de sus correspondientes ciudades por si hay que hacer algún cambio de última hora. Cuatro partidos que están pendientes de los rebrotes y una situación que se podría evitar si todo se jugase en la misma sede.

Siempre será menos complicado controlar una ciudad que cuatro.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!