Selección Española

La selección española consigue un triunfo tan aburrido como importante en Kosovo... ¡Muchísimas 'Grecias', helenos!

Pablo Falcones
Gol de Ferrán Torres
Gol de Ferrán Torres / ARMEND NIMANI/Getty Images
facebooktwitterreddit

La selección española tenía hoy una nueva final de cara a su clasificación para el Mundial de Qatar 2022. Sí, va a ser así en cada uno de todos los encuentros que nos quedan hasta final de año. Los de Luis Enrique lograron una victoria discreta (0-2), gracias a Fornals y Ferrán, pero que cobra mucha importancia por el pinchazo de Suecia en Grecia (2-1).

Un partido en el que España empezó con ganas, con ocasiones de Laporte o Reguilón y de nuevo un dominio claro de la pelota. Sin embargo, se repitieron los 'pecados' de otros encuentros, sobre todo en defensa. La selección kosovar hacía mucho daño a los nuestros a la contra, parecido a lo que ocurrió en Suecia. Menos mal que el nivel de este equipo es mucho inferior...

Sin que hubiera ocasiones claras, y tras una nueva contra de los locales, la selección abrió la lata a la media hora. Fue Fornals, que apenas jugaba hoy su tercer partido como internacional. Un gran gol con la pierna izquierda, tras una buena dejada de Morata, que seguro que hace que Luis Enrique lo tenga en cuenta para futuras convocatorias.

FBL-WC-2022-EUROPE-QUALIFIERS-KOS-ESP
Gol de Ferrán Torres / ARMEND NIMANI/Getty Images

Sin embargo, las inseguridades en defensa no cesaban. Una mal pase de Íñigo en el centro del campo y una salida en falsa de Unai nos ponían el corazón en un puño, aunque Muriqi y Loshaj volvían a perdonar. Algo preocupante esta poca fiabilidad que transmite la zaga.

Kosovo llegó a tener incluso una ocasión más en un cabezazo de Muriqi que no encontró prolongación. El problema de España era lo abierto del marcador, algo que se encargó de solventar Ferrán Torres. El del City hizo una buena jugada individual para sentenciar, tras revisión del VAR, y dar la victoria a España.

Pocas cosas positivas que sacar hoy, en lo que a juego se refiere. Ganar a Kosovo no es nada del otro mundo, y en la selección se vio hoy debilidad defensiva y poco peligro en ataque. El mal endémico que se repite una y otra y otra vez. Sin embargo, Grecia nos hizo un favor y permite que este triunfo adquiera una importancia capital a efectos de la clasificación. Siempre hay un lado bueno,

facebooktwitterreddit