Fútbol Femenino Argentina

La Liga de Buenos Aires sancionó a Cañuelas por haber incluido a una nena en el equipo y le sacó todos los puntos

Anuka Fernandez Fuks
Paula con la bandera en su apoyo
Paula con la bandera en su apoyo / Club Cañuelas
facebooktwitterreddit

Después de que el fin de semana pasado, el club Leandro N. Alem presentara una queja en la Liga de Buenos Aires, el organismo decidió quitarle todos los puntos ganados del torneo a la categoría 2012 del club Cañuelas por tener en su equipo a una nena. El club no sólo ratificó a Paula B en su equipo sino que además sumó a otra futbolista y denuncia un acto de discriminación.

Paula B. tiene diez años, es delantera. "Rápida y punzante", la describe su técnico Francisco Seiano. Paula B. es parte del equipo de Cañuelas en la categoría 2012. A Paula B. le gusta jugar en ese equipo, en ese club, con esos compañeros. A sus compañeros le gusta jugar con Paula B. El fin de semana Cañuelas se enfrenta a Leandro N. Alem. Cañuelas gana. El equipo rival presenta una queja en la Liga porque reconoce la derrota pero señala que en el otro equipo hay una nena. La Liga de Buenos Aires hace lugar a la queja y no sólo le saca los puntos del partido a Cañuelas, sino que le saca todos los puntos que había conseguido en las otras 13 fechas anteriores. ¿Por qué? Porque el reglamento de la liga expresa que el torneo es "exclusivamente para varones".

¿No es que las mujeres, las nenas juegan con desventaja? ¿No es acaso que las nenas, las mujeres, las pibas juegan peor, son más débiles, tienen menos fuerza, menos potencia, menos gambeta?

Como respuesta a la queja del club rival, como respuesta a la decisión de la Liga, la dirigencia de Cañuelas -a través de sus abogados- intenta sentar un precedente equitativo, disidente y con perspectiva de género. "Dejen jugar a Paula" se lee en los carteles que llenan ahora las redes sociales desde Cañuelas. Es su equipo, son sus amigos y amigas. Las chicos y los chicos de diez años se organizaron y pintaron banderas. Pero además, el club redobló la apuesta: no sólo apoya la continuidad de Paula en el equipo sino que decidió incorporar a Agostina Argüello en la formación.
"Hay que defender a las niñas para que puedan hacer realidad sus deseos de jugar al fútbol", expresó el club en sus redes.

Agustina y Paula en Cañuelas
Agustina y Paula en Cañuelas / Club Cañuelas

Paula B. no es sólo Paula. Paula B también es Agustina, su compañera de equipo. Paula B. antes fue Juana Cángaro que hoy juega al fútbol en River. Paula B., que también fue Juana Cángaro son todas las jugadoras que hoy representan a la selección argentina, las que se van a ir a jugar el Mundial 2023. Lo dicen una y otra vez: las puertas estuvieron cerradas en un montón de clubes cuando eran chicas. Pasaron años y luchas, pasaron conquistas. Pasó la ley de educación sexual integral, la ley de identidad de género y la dirigencia del fútbol sigue enquistada en una estructura binaria y machista.

facebooktwitterreddit