LaLiga

Aplazar los partidos de LaLiga, un mal necesario

Jose Benitez
La Liga ha pedido la suspensión de varios partidos
La Liga ha pedido la suspensión de varios partidos / Anadolu Agency/Getty Images
facebooktwitterreddit

Con el aplazamiento del Sevilla - Barça y Villarreal - Alavés, la polémica está servida. Otros equipos e incluso la Real Federación Española de Fútbol, consideran que suspender los partidos, adultera la competición, y tienen razón. En primer lugar, se da la situación en la que solo se suspenden dos partidos pese a que hay más jugadores que han viajado a disputar partidos de selecciones pertenecientes a la CONMEBOL. Es cierto, que estos partidos se disputarían el sábado día 11 de septiembre, pero que el resto de equipos jueguen un día más tarde no cambia en exceso la situación como para aplazar unos si y otros no.

La cuestión es que para el sábado directamente habrá jugadores, sobre todo pertenecientes a las selecciones de Uruguay y Argentina, que no podrían estar el disponibles para ser alineados con sus equipos, algo que también implica perjudicar la competición, ya que sin los jugadores que faltan, los equipos podrían perder puntos en detrimento suyo y del resto de equipos que compitan por objetivos similares.

FBL-ESP-LIGA-SEVILLA-BARCELONA
El Sevilla - Barcelona, aplazado por el CSD / CRISTINA QUICLER/Getty Images

Ante esto, se ha optado por la solución menos mala, que es aplazar los encuentros, sobre todo, porque el retraso en la llegada de los jugadores, se debe a un cambio de última hora en las fechas de los partidos de selecciones de la CONMEBOL. Ni La Liga, ni los equipos habían sido avisados con antelación, por lo que no han podido prepararse para este momento. Lo más sensato hubiera sido no negar la convocatoria de estos jugadores con sus selecciones, pues el cambio de fechas se había realizado sin el consentimiento de los clubes, que son los que pagan a los jugadores.

La negativa del TAS ante las reclamaciones de La Liga para evitar la marcha de estos jugadores solo dejaba una puerta abierta, la del aplazamiento de partidos, pero este precedente debe servir para reflexionar y comenzar a hacer las cosas mucho mejor, pues las selecciones no pueden perjudicar a los clubes.

facebooktwitterreddit