La carrera de Haaland continua escribiéndose con letras doradas

Nov 21, 2020, 4:25 PM GMT+1
Erling Haaland
Haaland se proclama 'Golden Boy' 2020 | Lars Baron/Getty Images
facebooktwitterreddit

El delantero noruego saltó a la fama hace un par de años después de una gran actuación en un partido con su selección. Desde entonces su nombre comenzó a acaparar los focos para ir haciéndose cada vez más y más mediático a base de goles, lo que le ha llevado a ir cambiando de camiseta, cambiando de colores, hasta que hoy, con la consecución del premio 'Golden Boy', ha pintado su nombre en letras gigantes de color dorado en el panorama internacional.

Erling Braut Haaland se dio a conocer con esos nueve goles que firmó en un encuentro entre Noruega y Honduras en un Mundial Sub-20. Por aquel entonces, era un joven artillero que alternaba la camiseta azul del Molde KF, la de la serenidad, la tranquilidad y la calma de una carrera en ciernes, con la roja del combinado nacional, la del dinamismo, la pasión, el peligro.

Su actuación no dejó indiferente a nadie y, como le había ido tan bien de rojo, el Red Bull Salzburg decidió ficharle para que vistiese ese color más a menudo. Y en Austria fue donde desplegó toda su energía, su agresividad de cara a puerta, sobre todo en el arranque de la pasada temporada, cuando explotó en la Champions League y se ganó el respeto de todo el plantea, y el temor de todos los clubes, que al mismo tiempo se interesaron en su fichaje.

Sin embargo, el Borussia Dortmund fue el más rápido y se llevó a Haaland para vestirle de amarillo, el color de la alegría, la que demuestra en cada partido, y también de la alerta, el de las señales de precaución. Y otra cosa no, pero si está el noruego en frente, cuidado hay que tener siempre. En Alemania ha demostrado que su efectividad no era flor de un día, consagrándose como uno de los mejores delanteros del presente y un futbolista llamado a marca una época en un futuro próximo.

Y ahora, después de firmar 33 goles en 34 partidos a lo largo de este 2020 entre Salzburgo, Dortmund y Noruega, el amarillo se torna en dorado, el color de las estrellas, el poder y la elegancia, al tiempo que consigue su primer gran reconocimiento a nivel individual. Haaland sucede a João Félix como 'Golden Boy', chico de oro, como mejor futbolista menor de 21 años de todo el panorama internacional por delante de muchas otras figuras emergentes.

Y mientras sigue atemorizando y poniendo en alerta a todos sus rivales vestido de amarillo, se convierte en un peligro constante cuando luce el rojo, y tiñe su carrera de color dorado, su futuro está en el aire pues está en una posición que le permite elegir la camiseta que quiera. La pregunta que se hace todo el mundo es la misma: ¿Acabará vistiendo de blanco?.

facebooktwitterreddit