LaLiga

Kubo revienta al campeón en el Wanda y hace un gran favor a 'su' Real Madrid

Pablo Falcones
Take Kubo, Franco Russo
Take Kubo, Franco Russo / Angel Martinez/GettyImages
facebooktwitterreddit

Antes de la 'final' que tiene esta semana el Atlético de Madrid en Oporto, donde se juega su destino en Champions (igual no va ni a Europa League) los de Simeone tenían una prueba de fuego importante hoy contra el Mallorca. No la superaron, y los baleares le remontaron al final con un gol de Kubo (1-2) para helar a la afición y alejarlos del liderato.

Los rojiblancos salieron con ganas, entrando sobre todo por la banda izquierda con un Cunha muy activo. El brasileño tenía las dos primeras ocasiones, a la que luego se unieron un mano a mano de Lodi que paró Reina y otro de Griezmann que tapó el meta andaluz. Parecía que iba a ser cuestión de tiempo que el vigente campeón abriera la lata.

No obstante, el Mallorca se desperezó. Abdón daba el primer aviso, desviado, y luego Kang In estaba a punto de anotar dos golazos. Uno lo paraba Oblak y otro lamía la escuadra. Los bermellones acabaron mucho mejor la primera mitad. Con lesión de Savic incluida, por cierto.

Matheus Cunha
Matheus Cunha / Denis Doyle/GettyImages

La segunda parte siguió la tónica de la primera. El Atlético sabía que tenía que ir a por el partido. Cunha era de nuevo el más activo, muy a la par con Correa. El argentino hacía una jugada sensacional por la banda derecha en la que sirvió el gol al ex del Hertha. Remató fallido, pero le valió para anotar 'llorando'. Ambos reflejaban su gran partido con ese gol que parecía definitivo.

Pero Simeone fue Simeone. Los resultados y el método son indiscutibles, pero siempre tendrá detractores. Quitó a sus dos mejores hombres y planteó un sistema más defensivo. Por raro que suene, esta vez le salió mal. En una jugada a balón parado, Russo conseguía el empate y esta vez parecía que ese 'jugar al límite' no iba a tener premio.

Take Kubo
Take Kubo / Angel Martinez/GettyImages

La cosa fue a peor. El Mallorca acabó bastante más entero. En una contra perfecta llevada por Ángel, Kubo definía a la perfección en su mano a mano contra Oblak. El Mallorca celebraba con efusividad un triunfo histórico. Los rojiblancos pincharon el día antes de su 'final' contra el Oporto. El Real Madrid debería subirle la ficha a un Kubo que les ha hecho un favor.

facebooktwitterreddit